Ya se masca el despido de Ancelotti en el Real Madrid (otra vez)

Ya se masca el despido de Ancelotti en el Real Madrid (otra vez)

| 2022-01-03

| Fede Peris

El batacazo de Getafe da pie a pensar que puede repetirse la historia de 2015, que acabó con Ancelotti cesado en el Real Madrid.

Empieza la segunda mitad de la temporada y el Real Madrid parece iniciar una curva descendente que recuerda mucho a la que vivió con Carlo Ancelotti en su primera etapa en el Real Madrid en 2015. Aquel Real Madrid arrasó en los primeros compases de la temporada y se hundió en los últimos meses. Ancelotti fue despedido por Florentino Pérez. La historia parece repetirse.

Un inicio arrollador, un final penoso

El Real Madrid de Ancelotti en 2015 venía de ganar 22 partidos seguidos cuando una derrota en Valencia el 4 de enero le condujo directamente al abismo. El esperanzador inicio de temporada, insultantemente victorioso y con un fútbol espectacular, desapareció, el Real Madrid cayó en una dinámica perdedora y LaLiga, que estaba ganada en diciembre, se esfumó en mayo.



Aquel Real Madrid de las 22 victorias consecutivas venía de ganar la Copa del Rey, la Champions League, la Supercopa de Europa y el Mundial de clubes en el mes de diciembre. Y Ancelotti se lanzaba a por su gran reto: La Liga española, un título que a día de hoy sigue sin figurar en su brillante palmarés.

El Real Madrid invencible dejó paso a un Barça imparable

Pero llegó la derrota de Valencia y la eliminación de la Copa a manos del Atlético de Madrid. Y apareció Kevin Roldán en la inoportuna fiesta de cumpleaños de Cristiano Ronaldo apenas dos horas después de que el equipo blanco cayera goleado en el Calderón. Y aquel Real Madrid invencible dejó paso a un Barça imparable, que en los seis meses últimos de la temporada arrasó y logró el segundo triplete de su historia.



En el Real Madrid descubrieron las causas del fracaso de un equipo campeón de Europa que había sido diseñado para arrasar en España y en Europa durante años. Ancelotti había fundido a sus jugadores, que llegaron sin gasolina al tramo final y decisivo de la temporada. 

El técnico italiano no era partidario de las rotaciones, contaba siempre con los mismo jugadores de su confianza y al equipo se le fundieron los plomos y se le acabaron las pilas. Además, se produjo la inexplicable marcha de Xabi Alonso al Bayern Múnich, el equipo perdió a su motor y se resintió.



Chicharito hacía de Vinicius

En esa temporada el "fenómeno" que ahora es Vinicius era Chicharito, y los goles que ahora anota Benzema los marcaba sin despeinarse Cristiano Ronaldo. Pero el Real Madrid perdía y perdía. Y el Barça, que inició la temporada de forma vacilante, no dejó de ganar hasta que cerró la temporada con Liga, Copa y Champions.

Para Florentino Pérez fue demasiado. Perdió una Liga que tenía ganada y sufrió la humillación de ver al Barça ganando los tres títulos importantes. Y para redondearlo, Gerard Piqué se acordó en las celebraciones de Kevin Roldán porque "contigo empezó todo".



Ancelotti fue cesado sin miramientos. Florentino no le perdonó la afrenta. ¿Se repetirá la historia este año? El batacazo de Getafe confirma que el Súper Real Madrid del que habla el aparato de propaganda de Florentino Pérez hace aguas y no es tan sólido como se ha vendido. Muy parecido a lo de 2015.

 

 

Comenta con Facebook