Domingo, 11 diciembre, 2016

Un deseado fichaje que se complica
Un deseado fichaje que se complica

Un deseado fichaje que se complica

El Real Madrid se tendrá que rasgar el bolsillo de lo lindo si quiere contar con Fernando Llorente de cara a la próxima temporada. El delantero navarro es el gran objetivo del conjunto blanco para reforzarse, pero los impuestos pueden hacer imposible la operación.

Pese a que la cláusula de rescisión de Llorente es de 36 millones de euros, su precio se dispara en realidad a los 63 ‘kilos’. La causa de este considerable aumento de precio se debe a que el IRPF de su fichaje correspondería a un 45% de su cláusula. el fichaje de Fernando Llorente pasaría de 36 a 63,15 millones de euros, una cifra que sí tranquiliza en San Mamés y sí ven como disuasoria. Esos impuestos serían por incremento no justificado de su patrimonio porque se supone que el jugador recibiría el dinero de otro club.

Además, el pago de esta cantidad no puede realizarse a plazos, como sucede con los pagos por Cristiano Ronaldo o Kaká al Manchester United y Milan respectivamente. El importe de la cláusula se debe abonar al momento y la cantidad referente al 43%, que en este caso son 27,15 millones de euros, en la siguiente declaración de la renta.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts