Jueves, 8 diciembre, 2016

Pep exige silencio al club sobre su contrato
Pep exige silencio al club sobre su contrato

Pep exige silencio al club sobre su contrato

Uno de los asuntos capitales que preocupa al barcelonismo es perpetuar el ‘PepTeam’, un estilo de juego que no sólo da títulos sino que también se ha convertido en una seña de identidad mundial. Y la forma de desparramarlo en el tiempo, de garantizar la herencia entre generaciones, es atar la figura de su líder, Pep Guardiola. En enero, Laporta le convenció para anunciar su continuidad al menos por una temporada más. De esta forma, el técnico desactivaba un debate mediático que, entendía, distraía a los jugadores de la competición. Seis meses después, en su nuevo contrato podría figurar algunas temporadas más.

El tema fue tratado en profundidad durante la larga campaña electoral y obtuvo el consenso de los cuatro candidatos a la presidencia, aunque dos de ellos, Jaume Ferrer y Agustí Benedito, pusieron algún límite. Sandro Rosell, en cambio, ya anunció públicamente que le ofrecería los seis años de su mandato. Lo hizo el primer día y lo ha mantenido hasta ahora, recordando que sería una de las cosas que haría cuando las urnas le dieran potestad. Sin embargo, el contenido de las conversaciones mantenidas hasta ahora no ha trascendido. Se desconoce en qué punto se encuentran o si hay algún tipo de diferencia económica. Tampoco se ha filtrado la duración definitiva, si es uno o el máximo de seis. Y mucho menos si su firma implica también la ampliación de contrato de su segundo, ‘Tito’ Vilanova, y de su grupo de trabajo.

No, no se sabe nada de nada y hay una causa que lo justifica. Pep Guardiola ha dado órdenes expresas al club, a la directiva que en poco abandonará los despachos y al presidente entrante que no se dé a conocer el contenido de las reuniones. No quiere ver ni escuchar ninguna noticia, se ajuste a la realidad o no, de lo tratado. Su renovación no es un asunto que deba ser objeto de debate y ya se informará del acuerdo cuando está completamente cerrado y no haya vuelta atrás. Será oficial y anunciado por el club. Esta es,en principio, la intención de las dos partes. Un silencio que todos aceptan porque hay mucho en juego. Pep lo sabe y Rosell, también.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts