El peor ataque del siglo XXI: Ancelotti recibe una herencia envenenada

El peor ataque del siglo XXI: Ancelotti recibe una herencia envenenada

| 2021-08-05

| Carlos Muñiz

Ancelotti busca soluciones en busca de goles, la asignatura pendiente del Real Madrid en los últimos años.

Los datos lo confirman, el Real Madrid de Zidane en los últimos años ha sido el peor Real Madrid del siglo XXI en su faceta anotadora. Desde que se fue Cristiano Ronaldo, los goles no llegan en la cantidad necesaria para un equipo de las aspiraciones del Real Madrid. Ancelotti tiene identificado el problema y trabaja para ponerle solución.

El pasado año, el Real Madrid, segundo clasificado, se quedó a 18 goles el tercero, el FC Barcelona. Casi medio gol por partido, una diferencia que no es normal entre estos dos equipos.



De hecho, desde que no está Cristiano Ronaldo el Real Madrid, que anteriormente superaba con facilidad la barrera de los 100 goles, no ha sido capaz de sobrepasar el límite de 70. Y esos 30 goles de menos los ha echado en falta el equipo.

En los últimos tres años el Real Madrid no ha conseguido algo tan accesible como anotar dos goles por partido como promedio. En las tres últimas temporadas el Real Madrid ha conseguido 63, 70 y 67 goles. Sólo es comparable con el rendimiento del equipo blanco en la temporada 2006-07, cuando se quedó en 66 goles.



En los despachos han hecho los deberes incorporando para la línea atacante a Jovic, Vinicius, Rodrygo, Mariano y Kubo. Y junto a ellos, Asensio, Benzema, Hazard y Bale, que está de vuelta. 

Y Ancelotti busca soluciones conscientes de que Jovic, Asensio, Vinicius, Rodrygo y Mariano lograron 18 goles entre los cinco, unas cifras impensables para delanteros del Real Madrid. De hecho sólo Benzema ha respondido a lo que se esperaba de él en la faceta goleadora.



La solución pasa porque lleguen a la plantilla jugadores como Mbappé o Haaland (o los dos). O porque Bale y Hazard se pongan las pilas.

El Real Madrid jugará un fútbol más directo

Ancelotti considera que lo primero que debe hacer es aumentar la velocidad del juego en zona de tres cuartos. En fase ofensiva, la intención del italiano es jugar un fútbol algo más directo, intentar sorprender y no permitir que las defensas rivales se armen. En ese sentido, va a jugar mucho con la movilidad de su tridente de ataque, que si nada cambia en la primera jornada de Liga estará formado por Hazard, Benzema y Bale.



La idea de Ancelotti es fomentar los disparos desde fuera del área, centrar más buscando la cabeza de Benzema y también la de Gareth Bale, dos cabeceadores natos. Y sobre todo despistar a las defensas rivales intercambiando posiciones continuamente entre sus atacantes.

El Madrid estático que vimos en los últimos años no puede seguir. Hace falta mucho más ritmo ofensivamente hablando y la intención de Ancelotti es que empezando desde el centro del campo, se juegue a uno o dos toques para desarmar a los contrarios.

Ancelotti tiene claro que el Madrid va a hacer todo lo posible por firmar a un crack que posiblemente pueda variar los nombres, pero en ningún caso variará el estilo que quiere implantar. Ya lo está trabajando con los hombres que tiene y espera que dé resultado desde el primer día.

De hecho, su intención ante el Milán el próximo domingo, en el segundo amistoso de pretemporada (y último antes del estreno liguero), es probar con esta fórmula, que no pudo aplicar ante el Glasgow Rangers por falta de efectivos.

 

Comenta con Facebook