Por la puerta de atrás: Laporta echa a la calle al mito del balonmano Barrufet

Por la puerta de atrás: Laporta echa a la calle al mito del balonmano Barrufet

| 2021-05-21

| Fede Peris

La entrada de Enric Masip, hombre de confianza de Laporta, destruye el proyecto del balonmano blaugrana y se lleva por delante a sus gestores

Ahora le ha tocado el turno a David Barrufet. El mito del balonmano blaugrana que ha dedicado 37 años al FC Barcelona, como legendario portero y luego en los despachos, ha sido barrido por la escoba justiciera de Laporta como parte de la purga que se ha propuesto hacer en el club.

David Barrufet es algo más que un exjugador del Barça. Es un mito de la sección de balonmano, con la que ganó mças de 70 títulos en sus 25 temporadas como portero internacional de la sección de balonmano.



La mano de Enric Masip está detrás

El despido sin contemplaciones de Barrufet, como el del entrenador, Xavi Pascual, hace unas semanas, se enmarca dentro de la purga que quiere hacer el exjugador del Barça Enric Masip, uno de los hombres de confianza de Joan Laporta. Masip, que ya tuvo en el pasado responsabilidades en la sección de balonmano, saldadas con un rotundo fracaso, ha querido ajustar cuentas con los que hasta ahora han regido los destinos de la sección.

No es esta la mejor manera de despedir a los mitos. Pero Laporta funciona así, de forma sectaria, y no tolera que alguien que no es de los suyos pueda tener ninguna responsabilidad en la cúpula del club.



Todo esto llega cuando el Barça está clasificado para la Final Four al mando de David Barrufet como mánager deportivo de la sección, cargo que ocupa desde 2015. Sería curioso que tanto Barrufet como Pascual se despidieran del Barça por la puerta de atrás dejando como herencia la décima Champions League de balonmano.

Además, el Barça ha ganado las últimas once ligas de balonmano de forma consecutiva, la última invicto, algo que parece que para Enric Masip no es suficiente.



Por otra parte tampoco parece coherente que en la víspera del desenlace de la final de la Champions, el Barça acuda a Colonia sabiendo los jugadores que el entrenador y su responsable directivo han sido despedidos por el club. ¿No podían haber esperado?

Habrá que pagar a Barrufet una indemnización

Los caprichos de Laporta, además, le salen caros al Barça. Barrufet tiene un contrato indefinido con el club, como premio a sus excelentes servicios prestados, y habrá que litigar con él para pactar la indemnización que le corresponde. Más gastos.



Lo mismo sucedió en la sección de baloncesto, en la que saltó Nacho Rodríguez, el arquitecto de la excepcional plantilla que ha reunido el Barcelona y que se apresta a jugar también la Final Four la próxima semana como gran favorito. Juan  Carlos Navarro aceptó poner su nombre en la campaña electoral de Laporta y ya ocupa el cargo de Nacho Rodríguez sin tener ninguna preparación en los despachos. Pura fachada.

 

 

 

 

Comenta con Facebook