2017-09-14 08:09 Cristiano Ronaldo Por: Ricard Cardona

Cristiano queda retratado y pierde credibilidad con sus protestas

El merengue enloqueció como siempre en un lance del partido pero la tecnología le dejó en absoluto ridículo.



Cristiano Ronaldo es uno de esos jugadores que siempre tienen que tener la razón. Incluso cuando las cosas le salen de forma muy distinta a lo que él espera, al merengue, con su vanidad y su prepotencia, siempre se le tiene que satisfacer. Son muchas las escenas que ha protagonizado en las que ha evidenciado este preocupante problema personal. Sin embargo, en pocas de ellas ha salido mal parado, ya sea por la impunidad arbitral o bien por otros factores. En el primer partido de su equipo en Champions, ante el modesto APOEL, el portugués hizo un ridículo espantoso que tardará mucho tiempo en olvidar.

Ocurrió con 1-0 en el marcador, obra suya. Cristiano recibió un balón centrado desde la banda derecha, que cabeceó a la parte inferior del travesaño. El balón rebotó hacia abajo e impactó sobre la misma línea de gol antes de salir fuera. El colegiado no tuvo ninguna duda en no conceder el tanto, ante lo que el merengue perdió como siempre la cabeza para que sus exigencias se cumplieran, aunque la mayoría de veces no lo merezcan.



La imagen de Cristiano Ronaldo se deteriora

Fue poco más tarde cuando la realización mostró a los espectadores que el balón no sobrepasó la línea de gol a través de la tecnología. Una realidad con la que CR7 no tardó en chocar y, esta vez sí, le dejó retratado ante todo el mundo. Y es que el merengue hace ya mucho tiempo que tomó el mal hábito de quejarse de cualquier cosa para ocultar sus obsesiones y su tensión cuando las cosas no le van bien. Sin embargo, lo que se está ganando con escenas como las de ayer es una imagen de tramposo y una pérdida de credibilidad que puede llegar a costarle muy cara y pasarle factura a la larga



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados