Martes, 6 diciembre, 2016

Pues a mí me encanta Mourinho
Pues a mí me encanta Mourinho

Pues a mí me encanta Mourinho

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Times New Roman”;}

A Mourinho le va la marcha, cierto. Como a todos. Hasta Guardiola, el intocable, monta numeritos. Pero será porque mea colonia, o no será por eso, lo cierto es que todo lo que rodea a Pep –incluso lo malo- suena a música celestial, mientras que a Mourinho se le demoniza en cuanto abre la boca.

Yo de Mourinho me quedo con su profesionalidad, con sus conocimientos, con su experiencia, con su espíritu ganador y con su capacidad de entender dónde está y lo que se quiere de él. Los jugadores están encantados, la directiva se felicita porque ahora hay que usar el retrovisor para encontrar al Barça y, sobre todo, porque este equipo parece invencible, y los aficionados disfrutan con los resultados y el juego del equipo. Se le fichó para eso y está confirmando que el Madrid acertó con él. Hacía tiempo que no se veía un Madrid tan compacto, tan seguro de sí mismo, tan ganador… Eso es cosa suya y es lo que cuenta.

Lo demás, folclore. Le tienen ganas porque no pierde nunca. ¿Que es chulo? Porque puede. Todo es envidia, pura envidia. Lo ha ganado todo en todas partes y eso produce pánico entre los que le machacan sin piedad. Ahora resulta que es un canalla porque denuncia lo que vemos todos, que algún equipo se dejó ganar por el Barcelona. Bueno, pues vivan los canallas si todos son como Mourinho y dicen las verdades a la cara sin recurrir a los periodistas, como otros, para que digan lo que ellos no se atreven a denunciar.

¿Qué su exceso verbal le llevó a ser expulsado? ¿Es que no han expulsado nunca al “caballero” Guardiola por no saber contener los nervios en el banquillo? Seamos serios y entendamos a Mourinho, un tipo cuyo gran defecto es decir lo que piensa. Pero entiendo los nervios de los demás, sobre todo los del Barcelona. Están por encima de los números de la inigualable temporada anterior, batiendo todos los récords de puntuación, y resulta que el Madrid va por delante. Tiene que ser frustrante.

Aunque esta liga vuelva a ser cosa de dos, con Mourinho en el banquillo no tengo la menor duda de que el resultado final será otro. El mejor entrenador del mundo tenía que estar en el mejor club del mundo. Es de una lógica aplastante: el técnico más ganador de todos tiene que estar en el club más laureado de la historia del fútbol.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts