Viernes, 9 diciembre, 2016

Cruyff tiene los días contados como seleccionador catalán
Cruyff tiene los días contados como seleccionador catalán

Cruyff tiene los días contados como seleccionador catalán

El déficit generado por el último amistoso que la selección catalana jugó frente a Argentina ha sumido a la Federación Catalana en una delicada situación económica de la que espera salir a costa de la caridad del FC Barcelona, pero el presidente azulgrana no se muestra receptivo a regalar dinero, tal y como sucedió con el anterior presidente Joan Laporta.

El fichaje de Johan Cruyff por la Federación Catalana como seleccionador no se convirtió en el reclamo publicitario que esperaban sus valedores y su primer y único partido disputado hasta ahora se cerró con un penoso balance económico. El Camp Nou registró una pobre entrada y el alto caché de la selección argentina desniveló exageradamente el equilibrio entre ingresos y gastos.

El hecho de que Cruyff estuviera dentro de la organización de la Federación convenció a Laporta a ofrecer su habitual generosidad con el dinero de los socios del Barça para hacer frente, entre otros, a determinados compromisos de la Federación con la Fundación de Johan Cruyff, que oficialmente no cobra por su trabajo de seleccionador, pero sí obtiene una serie de contraprestaciones a través de su fundación.

Rosell, que está tratando de ajustar la economía del FC Barcelona, no está dispuesto a regalar el dinero. El pacto de la Federación con el club blaugrana implica el pago anualmente de 750.000 euros. Rosell está estudiando el tema y no descarta hacer frente al compromiso adquirido unilateralmente por el anterior presidente, pero se encargará de conocer con exactitud el destino final del dinero. Es decir, que la donación no se hará a la Federación, sino directamente a los clubs receptores de la ayuda.

Para acabarlo de arreglar, se ha sabido que la Federación se ha comprometido con 50 niños chinos para formarles futbolísticamente. La nueva administración blaugrana acepta la iniciativa, pero considera que millares de niños catalanes merecen igualmente una ayuda y no hace falta regalar generosidad en el extranjero cuando no se dispone de dinero para afrontarla.

La Federación confía en que Rosell pague el primer plazo del compromiso de Laporta, que asciende a 350.000 euros, para soolucionar sus deudas más puntuales y urgentes. Sin embargo, Rosell ya le ha aclarado al presidente Casals que no piensa regalar ni un euro y que como mucho efectuará los pagos directamente a los clubs beneficiarios de la ayuda. De esta manera la Fundación de Johan Cruyff quedaría al margen del cobro de ese dinero, por lo que no es difícil aventurar que la travesía de Johan Cruyff como seleccionador catalán está próxima a tocar a su fin.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts