2010-10-19 14:10 FC Barcelona Por: Administrador

El Presidente de Honor de quita y pon costó 72.000 euros



En primer lugar, se reservó una sala poco habitual. La sala París se dedica habitualmente para albergar eventos donde la presencia de la prensa es mayor y donde, además, llegaron autoridades de todos los tipos.

Al ser mayor, también lo es el coste de su mantenimiento. Luz, seguridad, mantenimiento, recursos audiovisuales... nada faltó para agasajar al nuevo Presidente de Honor culé. La ceremonia contó con la invitación de importantes personalidades como Eusebio, Bobby Charlton, Di Stéfano o Beckembauer. Estos dos últimos no acudieron, pero sí los dos primeros. Sus gastos (hotel, desplazamiento, comidas, etc) corrieron a cargo del club, al igual que los dos pin de lujo con los que la directiva les premió por su presencia.



No fueron los únicos costes. También hubo comidas previas y posteriores o medidas especiales de seguridad que aumentaron todavía más la factura final. Un total de 72.000 euros que apenas unos meses después se lanzaron a la basura, pues Sandro Rosell desposeyó a Johan de su querida insignia y honorífico título.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información