Domingo, 11 diciembre, 2016

Hablemos de fichajes
Hablemos de fichajes

Hablemos de fichajes

No es éste un verano de muchos fichajes. La crisis ha golpeado duramente al fútbol y los clubs, endeudados hasta las cejas, ni siquera se esfuerzan en disimularlo. Es más, el Barça proclama a los cuatro vientos sus dificultades económicas y el Madrid se ha olvidado de fichajes galácticos, entre otras cosas, porque el talonario de Florentino tampoco está para demasiadas fiestas. Y si los grandes se miran el euro, imaginen cómo están los otros dieciocho clubs de Primera… pues eso, buscando cesiones, cambios y jugadores con la carta de libertad. No nos esperemos grandes cosas para la próxima temporada.

Centrémonos en el Barça y el Madrid. Rosell vivirá de las rentas de Laporta, que es el presidente que ha efectuado el fichaje más caro del verano (40 millones por Villa), y Florentino Pérez ya hizo el esfuerzo el año pasado, huelga decir que sin éxito. Las necesidades de ambos son distintas. El Barça tiene un equipo campeón hecho y derecho, aunque le falta profundidad de plantilla, y el Madrid tiene esa profundidad de plantilla pero le falta hacer un equipo campeón. El Barça no tiene mucho donde buscar y el Madrid sólo puede buscar en el Barça si es que quiere cambiar la hegemonía establecida. Un respiro para el Barça, un drama para el Madrid. Con los condicionantes descritos, los dos grandes han tomado decisiones concretas. El Barça no fichará por fichar y el Madrid se he echado en manos de un entrenador contrastadamente resultadista como Mourinho. Dos soluciones baratas. Y es que por primera vez en muchos años, el Barça puede cerrar la plantilla con muy poco desfase entre gastos e ingresos, ya que ha invertido cincuenta millones en Villa y Adriano y ha cobrado cuarenta entre Chygrynskiy y Touré. Sólo el tiempo dirá si es una buena o una mala política. Ya saben aquello de que los millones han de estar en el campo y no en el banco…

Ocurre, sin embargo, que Guardiola ya tiene los millones en el campo. Valdés, Alves, Puyol, Piqué, Abidal, Busquets, Xavi, Iniesta, Pedro, Messi y Villa (quédense con este once) valen muchos millones. Y no hay que olvidar a Ibra, el más caro de todos. La fortuna y la singularidad de este Barça es que es muy difícil mejorarlo. Si quitamos a Cesc, ¿quién hay en el mercado que mejore lo que hay. ¿Robinho? polémico y fiestero. ¿Robben?, ¿Ribéry? Son caros, están en un club que no vende y uno es proclive a las lesiones y el otro, a los escándalos. ¿Javi Martínez? ¿Mata? Carísimos. Ozil es el único que por juego, edad, proyección y precio merece un esfuerzo. Fichar por fichar no es necesario ni aconsejable. Eso ya se hizo con Hleb, Cáceres, Henrique y Keirrison. No suele salir bien. Para probar, mejor la cantera. ¿Y el Madrid? Estos tienen otro problema añadido, que no tienen cantera.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts