Domingo, 11 diciembre, 2016

Hay Liga
Hay Liga

Hay Liga

Ante el Valencia el Real Madrid ofreció una de las mejores primeras partes de la temporada. No entraron seis goles porque Dios no quiso, pero el madridismo tiene motivos para sentirse optimista porque su equipo va de menos a más y a día de hoy nada parece que pueda impedir que el equipo consiga los 15 puntos que quedan en juego.

El madridismo vuelve a apelar a la historia y a las épicas remontadas, como la de hace tres años, cuando en unas cicunstancias más adversas fue capaz de darle la vuelta a la clasificación y ganar un título para el que estaba absolutamente descartado a estas alturas.

Yo había dicho antes del Clásico que si ganaba el Madrid en el Bernabéu, las posibilidades se repartirían en un 80 a 20. Y ganando el Barça en un 60-40. El pronóstico, que parece ir bien encaminado, se basaba en que inevitablemente el Barça se va a distraer con la Champions League. Si no hubiera estado el Inter en el horizonte azulgrana, seguro que Guardiola se habría dejado de experimentos en Cornellá y habría salido directamente a ganar. No fue así porque el Barça tiene que repartir sus fuerzas y de eso puede aprovecharse el Real Madrid.

En Cornellá Guardiola planteó una alineación sorprendente y cuando quiso reaccionar ya era tarde. Y eso puede repetirse cualquier día. Ante el Jerez el sábado, por ejemplo. Porque el problema no está en la entidad del rival sino en el propio Barcelona y su necesidad de cubrir dos frentes.

De todas formas, a día de hoy el que va por delante es el Barcelona. Es el único que depende de sí mismo, es cierto, pero su fútbol genera dudas, no es tan convincente como el año pasado, cuando era un auténtico rodillo que arrollaba todo lo que se le ponía delante. Está sufriendo demasiado para sacar adelante los partidos y eso lo ven los rivales, que ahora se atreven más.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts