Martes, 6 diciembre, 2016

Los árbitros no ayudan al Barça
Los árbitros no ayudan al Barça

Los árbitros no ayudan al Barça

Mis recuerdos futbolísticos de infancia y juventud van ligados a una teoría en concreto, la que sostenía que, con Plaza como presidente de los árbitros, el Barça no ganaría nunca la Liga. Y yo me la creí, básicamente porque, año tras año, los hechos demostraban su veracidad. Resultaba desesperante para los culés ver cómo Plaza realizaba en solitario y con extraordinaria pericia las designaciones arbitrales, y lo que es peor, comprobar cómo sus planes funcionaban a la perfección. En sus 13 temporadas designando a los árbitros a dedo, el trofeo no salió nunca de Madrid: 11 títulos para el Real y 2 para el Atlético Entre 1980 y 1985, con D. José y su dedo en la nevera, el sistema de designación cambió, pasando a depender de un Comité. Resultado: 2 Ligas para el Athletic, otras 2 para la Real Sociedad y una para el Barça. Las ‘investigaciones de carácter científico’ ratificaban una teoría que se convirtió en principio matemático cuando el índice de Plaza volvió a decidir quién debía pitar a quién: cinco Ligas consecutivas para el Madrid de ‘La Quinta’.

Cuando los niños madridistas de la actualidad sean adultos, recordaran que en su infancia existía una teoría llamada ‘Villarato’, según la cual un malvado presidente de la Federación hacía lo posible para que el Barça ganase siempre. Sin embargo, a diferencia de aquellos chiquillos culés de los ’60, ’70 y ’80, ellos no podrán hablar de ‘teoría’, sencillamente porque las ‘investigaciones de carácter científico’ la niegan. Con Villar como presidente, el Barça, es cierto, ha ganado 9 Ligas… pero el Madrid 8, el Valencia 2 y el Deportivo una. Los teóricos del ‘Villarato’ dirán que éste, como tal, existe desde que Laporta le echara un capote a D. Ángel en su enésima reelección, pero la realidad vuelve a desarbolar la teoría: con Plaza como presidente de los árbitros, Mejuto González jamás habría sido designado para dirigir el próximo Real Madrid-FC Barcelona, quizá decisivo para la suerte de esta Liga. Con el árbitro asturiano, el Madrid tiene un balance en los 22 últimos partidos de 18 victorias, 4 empates y cero derrotas. ¡Hace 11 años que el Madrid no pierde con Mejuto! “Es normal que el Madrid acostumbre a ganar, con este árbitro y con cualquier otro”, sostendrán los ‘villaranistas’. Cierto. Pero, ¿y el Barça? Con Mejuto, los azulgrana han ganado 12 veces, empatado 6 y perdido 8. ¿Casualidad? Es posible.

El caso es que el fútbol español ha pasado del ‘Plazato’ al ‘Villarato’. O lo que es lo mismo, de que el Madrid ganara siempre a que el Barça venciera muchas veces. En este sentido, los ‘culés’ deberían sentirse felices. ¿Acaso los ‘merengues’ no restriegan por la cara de los barcelonistas sus 31 Ligas, con independencia de que buena parte de estas fueran conseguidas con Plaza designando árbitros a dedo? Lo que vale, a fin de cuentas, no es si un árbitro imparte o no justicia, sino el resultado que aparece en los diarios al día siguiente, o en las páginas web al instante. El Madrid de ‘La Quinta’ ganó lo que ganó porque lo merecía. Y el ‘Dream Team’, lo mismo. A partir de ahí, que cada uno desarrolle sus propias teorías conspirativas. Lo ideal sería que el juez fuera justo y que el mejor ganara siempre, pero, puestos a llorar, prefiero que lo hagan otros.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts