Esto no va a quedar así: El gesto de Lewandowski traerá cola

Esto no va a quedar así: El gesto de Lewandowski traerá cola

| 2022-11-08

| Fede Peris

Lewandowski no podrá jugar en el Camp Nou el derbi ante el Espanyol ni contra el Atlético en el Metropolitano ni frente al Betis en el Villamarín.

Las desgracias del Barça no acaban con las demenciales decisiones de Gil Manzano sobre el terreno de juego. La redacción del acta puede alargar el vía crucis del Barça con este caballero. Que se vaya preparando Lewandowski porque su gesto puede traer cola.

Lewandowski no había visto una sola tarjeta amarilla en sus 13 primeros partidos en LaLiga. Pero a la jornada 14 el árbitro le ha enseñado la tarjeta roja. Es la segunda vez que le expulsan en toda su carrera. La anterior fue en 2013, cuando jugaba en el Borussia Dortmund enfrentándose al Hamburgo. 



Pero cuando un árbitro se propone sacar de quicio a un futbolista para forzar su expulsión, lo consigue. Y Lewandowski ha abandonado el césped de El Sadar muy enfadado, porque a lo largo de su extensa trayectoria no había visto un arbitraje más disparatado.

El delantero polaco abandonó el terreno de juego en el minuto 30 de partido haciendo un gesto, tocándose la nariz. No entendía que el árbitro pudiera expulsarle por dos jugadas tan absurdas que se repitieron a lo largo del partido sin que el mismo colegiado empleara el mismo criterio. 



Le pueden caer tres partidos

Y es ese gesto tocándose la nariz el que puede acarrearle problemas, aún más problemas, al delantero polaco, porque el árbitro recogió el gesto en el acta: “Una vez expulsado y cuando se dirigía hacia la salida del campo, el jugador realizó dos veces un gesto de desaprobación de la decisión arbitral, consistente en llevarse el dedo a la nariz, y apuntando después con el pulgar hacia el árbitro. Cuando se disponía a abandonar el terreno de juego, repitió de nuevo el gesto mirando hacia el árbitro asistente Nº 1 y delante del cuarto árbitro”.

Algunos, de forma interesada, han querido dar a entender que Lewandowski trataba de manifestar con su gesto que el árbitro iba borracho. Sin embargo, la realidad es bien diferente, ese gesto, muy común en Alemania, se utiliza para decir de alguien que es un "soberbio". 



La cuestión es que tres partidos no se los quita nadie. Por la tarjeta roja y por desconsideración. Obviamente no jugará el derbi contra el Espanyol en el Camp Nou en fin de año, y luego ante el Atlético en el Metropolitano y el Betis en el Villamarín de acuerdo con lo que dicta el artículo 124 del Código Disciplinario de la RFEF: “Actitudes de menosprecio o desconsideración hacia los/as árbitros/as, directivos/as o autoridades deportivas. Dirigirse a los/as árbitros/as, directivos/as o autoridades deportivas en términos o con actitudes de menosprecio o de desconsideración siempre que la acción no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes”.

Todo dependerá de cómo interprete el gesto el Comité de Competición. Si es insulto le caerían tres partidos, uno por la roja y dos por desconsideración hacia el árbitro. 



 

Comenta con Facebook