El mensaje de Tomás Roncero a Mbappé: "No mereces respeto ni perdón"

El mensaje de Tomás Roncero a Mbappé: "No mereces respeto ni perdón"

| 2022-10-15

| Redacción MB

"Ni trayendo la torre Eiffel te perdonaría. Never, never, never..." Tomás Roncero lidera la corriente antiMbappé en el Real Madrid.

En su artículo de opinión en el diario As, Tomás Roncero deja clara su postura ante la posibilidad de que Kylian Mbappé acabe fichando por el Real Madrid en enero, como es su deseo.

Tomás Roncero no olvida ni perdona y no quiere ver a la estrella francesa vestida de blanco después de su desprecio a la institución blanca el pasado verano faltando a la palabra dada al presidente Florentino Pérez. Así lo explica. 



"En la vida hay dos caminos para cualquier persona de carne y hueso. Uno, dejarse llevar por las tentaciones del poder, el dinero y la adulación jerarquizada. El otro es luchar por cumplir tu verdadero sueño, olvidándote de todo lo anterior. Llámenlo romanticismo idealista o como les venga en gana, pero yo admiro a aquellos que han antepuesto sus anhelos y sus aspiraciones emocionales por encima de los apetitos materialistas.

Never, never, never...

Viene todo esto a cuento para explicarle a Mbappé que jamás tendrá sitio en el Real Madrid. Un futbolista que ha dejado dos veces tirada a la novia en el altar no merece el menor respeto. Ni perdón ni indulgencia. Este club es el mejor del Siglo XX y lo será del XXI sin el francés.



Hemos ganado 14 Copas de Europa sin su engolada presencia. Mbappé ha tardado solo cuatro meses en ver que cometió el mayor error de su vida al no responder a las llamadas de Florentino cuando Macron y el Emir le convencieron a base de talonario...

No puede ahora hacerse el afligido. Ya no es un niño. Su arrepentimiento viene a cuento porque esta temporada tanto Messi como Neymar le han pasado en el campo por la derecha y por la izquierda. Ahora es solo el tercero de la fila. Y se ha enterado de que Haaland vendrá al Madrid en 2024. Ha metido la pata hasta el corvejón y eso no hay dinero que lo repare. Lo siento, chaval, ni trayendo la Torre Eiffel al Bernabéu te perdonaría. Never, never, never...



Comenta con Facebook