Messi pone en su sitio a Mbappé

Messi pone en su sitio a Mbappé

| 2021-09-28

| Fede Peris

El PSG, pese a la victoria, deja la impresión de que no es un equipo. Y con cromos, por muchos que sean, no se gana la Champions.

Era el estreno del tridente mágico del PSG en la Champions League. Con Messi, con Mbappé y con Neymar. Ninguno ha estado bien, pero al menos Messi ha marcado un golazo. El primero con el PSG. Un gol en cuatro partidos. Lógico a los 34 años. El Messi de los 28 años ya no existe.

Este Messi es otra cosa. Es como el de los últimos años en el Barça. No aparece en la mayor parte del partido, pero ahí está al final, descansado, dispuesto a hacer un sprint letal. Antes hacía cinco como ese, ahora el físico no le da más que para uno. Pero con ese ha sido suficiente.



Messi ha utilizado a Mbappé de cono para marcar su gol. El francés no le ha dado una asistencia. Simplemente Messi se la ha tirado para que le rebotara y así poder marcar luego. Messi ha puesto en su sitio a Mbappé. Flojo, mediocre, limitado e ineficaz. Apenas cuatro balones bien tocados por Messi han eclipsado al fenómeno Mbappé, que hoy ha mostrado sus miserias.

También las ha mostrado el PSG. Como equipo, muy poca cosa. De hecho no es un equipo. Se ha aprovechado de que el City de Guardiola no tiene goleador y no ha sabido transformar en goles su dominio abrumador, que en algunas fases ha sido agobiante. 



El PSG ha tenido fortuna. Ha marcado dos goles con apenas tres disparos a puerta. El City ha disparado más, con dos postes incluidos, pero no ha sabido encontrar el camino del gol.

Al margen de la decepcionante actuación de un Mbappé que da señales de estar sobrevalorado, tampoco Neymar ha hecho nada especial. Ni Messi salvo el gol. A pesar de la victoria ante un gran rival, el PSG ha presentado su candidatura para no ganar la Champions League. Tampoco con Messi. Ha sido un equipo vulgar que depende absolutamente de sus individualidades. Y eso -el Barça lo sabe muy bien- es peligroso.



Messi ha jugado como si estuviera en Roma, en Anfield o en Lisboa. La única diferencia es que ha marcado y ha ganado. Pero los títulos los ganan los equipos, no las estrellas. Los cracks ganan partidos, pero no batallas, y el PSG está muy verde, aunque haya ganado hoy. A fin de cuentas era un partido instrascendente que no decidía nada. El City sigue dependiendo de sí mismo para acabar primero, porque el PSG ya falló en el estreno ante el Brujas.

 



Comenta con Facebook