"¡Ni un euro más!" Alta tensión entre Florentino y Sergio Ramos: Toda la verdad

"¡Ni un euro más!" Alta tensión entre Florentino y Sergio Ramos: Toda la verdad

| 2020-11-07

| Redacción MB

Florentino ha hecho su última oferta a Ramos y le ha advertido que no va a moverse de su posición: dos años más y el mismo dinero. Lo tomas o lo dejas.

Las posturas están encontradas en el tema de la renovación de Sergio Ramos. Florentino Pérez acepta los dos años de contrato suplementarios que le pide el capitán, pero no está dispuesto a subir un euro más de los 14 millones netos que cobra actualmente.

Florentino Pérez no quiere pillarse los dedos con Sergio Ramos. En marzo cumplirá 35 años y cualquier movimiento de futuro que se haga ahora el club puede pagarlo caro. Fundamentelmente porque Sergio Ramos es, junto a Hazard, el jugador más caro de la plantilla tras la marcha de Bale: 14 millones netos al año es lo que percibe actualmente con el contrato que expira el próximo 30 de junio, que le permite negociar su futuro con quien quiera a partir del uno de enero.



Florentino acepta mantenerle su nivel de ingresos durante los dos años que reclama, pero no acepta aumentarle la ficha porque con 35, 36 y 37 años lo normal es que su rendimiento vaya a menos, nunca a más. Y el capitán no transige por ahí porque entiende que merece un premio del club en su último contrato por todo lo que le ha dado a este equipo.

"Lo tomas o lo dejas"

Florentino no quiere que le estalle en las manos otra despedida de un mito por la puerta de atrás, como ya sucedió con Raúl, Casillas o Cristiano Ronaldo, pero Ramos juega sus bazas y no se deja convencer. Y en el club no ignoran que los grandes de Europa recibirían a Ramos con los brazos abiertos, especialmente si se presenta con la carta de libertad. Y eso también lo sabe Florentino Pérez.



Florentino le ha hecho ver que el club vive una delicada situación económica con las obras de remodelación del Bernabéu y con los efectos de la pandemia, que han recortado los ingresos de la última temporada en unos 200 millones de euros.

La cuestión es que el presidente ya le ha advertido al jugador que esa su última palabra: dos años y mismos ingresos. Lo tomas o lo dejas. Y Ramos ha pedido tiempo para contestar, sabiendo que el club no va a mover ficha si no acepta la propuesta.



Estamos ante una auténtica partida de póker con faroles por todas partes.

 



 

 

Comenta con Facebook