Modric debe imponer su calidad en 2013

Modric debe imponer su calidad en 2013

| 2013-01-01

| Administrador

Tampoco habría que calificar el rendimiento ofrecido por Modric en estos primeros meses en el equipo como un fracaso, dado que el centrocampista ha alternado partidos grises con actuaciones bastante buenas. Aun así, la irregularidad ha sido la nota predominante en él durante este tiempo y eso, más aún en un equipo de corte irregular como ha sido este Real Madrid, pesa y mucho.

Los blancos no son los mismos del año pasado y eso lo ha notado un Modric que para desplegar su juego necesita un conjunto enchufado y que domine el balón y los partidos. Probablemente, su incursión hipotética en el Real Madrid del año pasado habría producido sensaciones bien distintas en la prensa especializada y los aficionados. Aun así, no se puede decir que no valga para este Madrid, en el que muchas veces ha aportado una cordura y una pausa que no existían en los momentos en los que Xabi Alonso no está o no da a basto.



Actuaciones como la de Dortmund en el segundo tiempo del encuentro frente al Borussia, contra el Ajax en el Santiago Bernabéu o ante rivales como el Granada o el Deportivo de La Coruña demuestran que Luka Modric puede funcionar como un excelente complemento de Xabi y Özil en la medular. El error por parte de un sector bastante grande de prensa y aficionados es creer que el croata debe suplir a Alonso, algo que, además de no ser posible dado que ambos futbolistas no se parecen demasiado, es altamente complicado. Xabi es insustituible. No habrá otro como él y por tanto hay que buscar alternativas, no recambios.

Modric es un futbolista de pausa, no de verticalidad. Más que correr flota, se mueve de un lado a otro y busca la pausa y la circulación del esférico. Aquellos que pensaron en él como jugador de último pase (que también lo tiene) se marchan a casa enfadados cada vez que "no es determinante en el juego", según ellos, porque no ven en él el mismo perfil de jugador que Özil. Mou, sin embargo, le eligió con buen criterio porque no le quiere para eso. Su intención es potenciar el fútbol de toque con un jugador que se mueva más en línea con Xabi Alonso, algunos metros más atrás que el alemán.



Desde esa demarcación puso balones de gol como los dos que propiciaron los dos primeros tantos contra el Ajax en el Bernabéu, obra de Cristiano Ronaldo y Callejón. Pese a ser un jugador de talento en un equipo que ha perdido peso en ese apartado, Modric ha logrado sobrevivir, más bien que mal, en terreno fangoso en estos primeros compases de la campaña. Démosle tiempo para que termine de explotar.

Comenta con Facebook