2017-09-09 15:09 FC Barcelona Por: Redacción MB

Florentino tiene premio por su llanto: ¡Robo al Levante!

El árbitro vuelve a ser la estrella del Real Madrid y le salva un punto concediendo un gol en el que Sergio Ramos cometió dos faltas.



Si la pasada Liga ya estuvo "peligrosamente" preparada para que la ganara el Real Madrid (y la ganó), la presente empieza de la misma manera y obligando al personal a recordar aquello de "así, así, así gana el Madrid". El Real Madrid ha demostrado hoy que sin sus estrellas su juego recuerda al de una banda que necesita del jugador número doce, también conocido como árbitro, para resolver sus partidos. Hoy la ayuda del árbitro no le ha servido para ganar, pero al menos ha permitido salvar un punto.

Doble falta de Ramos en el gol fraudulento de Lucas Vázquez

El escándalo ha llegado en el minuto 36 de la primera mitad, cuando en Kroos lanzó un corner y ahí apareció Sergio Ramos para cabecear al balón. Y lo logró: primero empujando a su marcador, Campaña, para "ganar la posición" y luego apoyándose en el salto sobre los hombros del rival para demostrarle al mundo que sólo Cristiano Ronaldo salta más. Ramos hizo trampas, como casi siempre, en su remate de cabeza que fue rechazado por el portero Raúl y que finalmente convirtió en gol Lucas Vázquez.



Se trata de un gol que nunca debió subir al marcador y que, de haber hecho justicia el árbitro, debió dejar al Real Madrid derrotado por el Levante. Es decir, que el Real Madrid tiene un punto más de los que se ha ganado honestamente en el campo. En esto consiste la "felicidane", en la seguridad de que si las cosas se tuercen, aparecerá la vírgen en forma de árbitro para arreglarlo. Y la confianza que da eso proporciona puntos. La prensa palmera madridista de la capital nos había hablado maravillas de este equipo, nos habían hablado de que "este año sí , este año sextete". Jugando así, ni sextete ni nada. El Real Madrid, como todos los demás equipos del mundo, acusa las bajas de sus estrellas, también las bajas de los que se fueron traspasados (Morata y Mariano), sufre ahora la sobrevaloración de alguno de sus chicos para quien ya se pide el Balón de Oro de forma cómica y vive inmerso en un clima de euforia sin fundamento que no tiene reflejo en la realidad si no es por los árbitros. Hoy, una vez más, el árbitro, Hernández Hernández, ha sido el mejor jugador del Real Madrid.

La Liga está falseada a favor del Real Madrid

Los llantos de Florentino han logrado el efecto deseado. El Real Madrid ya ha empezado a falsear la Liga con un punto que no le corresponde. Un punto robado al Levante con un gol que ha necesitado de un cabezazo de Sergio Ramos que, como casi todos los que marca de esta manera, ha venido precedido de una y hasta dos faltas. Y lo curioso del caso es que los narradores del partido en BeinSport ha mirado hacia otro lado y no se han enterado de la falta de Ramos hasta el final del partido, cuando el clamor de las redes sociales era brutal. Y luego la caverna casposa les acusa de culé. ¡País¡.

 

 








Comenta con Facebook


Artículos Relacionados