2017-08-17 00:08 Especial Clásico Por: Administrador

El Madrid no encuentra rival digno para jugar el Clásico

El equipo de Zidane se muestra muy superior a un Barça que se ha visto superado en los 180 minutos



No hay rival. Zidane le ha ganado la partida a Valverde. El entrenador francés, que en su día llegó a ser el mejor jugador del mundo, tiene una plantilla de grandes futbolistas. Da igual quien juegue. Él sabe que va a salir bien. Y hoy, en un clásico de los de verdad, de los de siempre, de los de blanco y azulgrana sin inventos de marketing que hacen confundir los colores de los equipos, no ha sido diferente. Y no ha sido diferente para seguir pensando en este equipo como el mejor de la historia, que se encuentra ante un ciclo fantástico y con ganas de un sextete.

El Madrid llegaba con la clara ventaja de 1-3 del Camp Nou, donde se mostró superior al equipo blaugrana y donde, aun con la injusta expulsión de Ronaldo, no dio opción a un rival mermado, que ha perdido el reino del fútbol en favor de su máximo y eterno rival.



Ronaldo ha tenido que ver el encuentro desde su palco con su familia. Pero no ha sido inconveniente. En su puesto ha entrado un Asensio en estado de gracia. Un jugador tocado con la varita mágica. Todo lo que hace lo hace bien, y hoy no ha sido menos. Ha manejado los tiempos en ataque a su antojo, sin oposición ni nadie que le pudiese hacer sombra.

Valverde ha sacado un esquema con tres defensas para parar el ataque blanco, pero ni con esas ha servido para paliar el hambre de los hombres de Zidane.

Pronto han empezado los blancos a dejar claro que esta Supercopa de España era suya. Una presión muy alta ha hecho que el equipo contrario se sintiera en continua amenaza. Igual que cuando llega un equipo al Bernabéu con la intención de sacar un punto. Así se ha mostrado el Barça, sin ideas de qué hacer con el balón ni de cómo sacarlo jugado cuando lo tenía.

Y entre esas dudas ha llegado el primer gol. Un golazo marca de la casa de Asensio. Ha recibido el balón tras un rápido saque de banda. Ha levantado la cabeza a 10 metros del borde del área y le ha señalado el lugar a Ter Stegen. Por ahí le ha marcado, y por ahí ha seguido la final pintada de color blanco.

Después, el Madrid ha continuado cómodo, sin apenas miedo ante las acometidas obligadas del Barça por medio de Messi y Suárez, hasta que han querido recuperar el balón. Y lo han hecho. Kovacic, Modric y Kroos han dado un ejemplo de como se ha de manejar un medio del campo. Han movido como han querido al equipo. Han defendido y atacado a la par y en uno de esos ataques ha conseguido marcar el ‘9’ del Madrid. Karim Benzema por fin se ha estrenado esta pretemporada. A lo grande, ante el mejor rival y en el mejor escenario. Benzema está con hambre y ya ha abierto la lata, poco después de que un gran Lucas Vázquez mandara un balón al palo.

Con un 2-0 demasiado fácil y muy cuesta arriba para un Barça que definitivamente echa de menos a Neymar, ha acabado el primer tiempo.

Debutan los fichajes

En la segunda mitad, con todo el pescado vendido, y con un Madrid que se ha dejado llevar, el Barça ha tenido más el balón pero no ha servido más que para que consiguiesen un par de llegadas de peligro, que han acabado en sendos postes de Messi y Suárez, algo después de que Piqué se retirase con el grito de la grada de "Se queda".

Con todo, Zidane ha querido premiar a unos jugadores que todavía no habían debutado, como Theo y Ceballos, que han llegado para ser importantes y que han comenzado a serlo desde hoy, sin una actuación memorable pero con unas ganas increíbles de ser parte de este gran equipo que consta de más de 11 titulares. El Madrid se ha divertido, ha bailado con el balón y ha hecho una oda al buen fútbol en los dos partidos.

El ciclo de Zidane parece que no ha hecho más que comenzar, y Sergio Ramos sigue sumando títulos levantados, este aún más importante por haber sido ante el Barça, un eterno equipo que hoy por hoy no es rival.








Comenta con Facebook


Artículos Relacionados