Miércoles, 29 Marzo, 2017

Conviene erradicar los “valors” del Barça de la faz de la Tierra
Conviene erradicar los “valors” del Barça de la faz de la Tierra

Conviene erradicar los “valors” del Barça de la faz de la Tierra

Carlos Muñiz

En Valencia han visto al fin lo que sucede con el FC Barcelona cuando se le complica un partido. Nada nuevo en el entorno del Real Madrid, en donde ya se da por supuesto, desde hace tiempo que si se le tuercen las cosas a Messi y compañía, allí aparecerá el trencilla de turno para pitar un penalti que no es, expulsar a un contrario o anularle un gol al rival. Undiano Mallenco hizo todo cuanto estuvo en su mano en la última jornada de Liga para ayudar al Barça a no desengancharse del Real Madrid en la tabla. Ayudita por aquí, ayudita por allí, así va trampeando el Barça la competición hasta que finalmente se lleva el título por agotamiento de los rivales.

El diario valenciano Superdeporte tituló como “Farça” el atraco a mano armada que sufrió el Valencia, que además tuvo que aguantar la provocación de esos millonarios que visten de azulgrana, que disfrutan del arte de la provocación hacia sus rivales y, si se tercia, hacia el público contrario. Luego caen botellas. ¿Y qué esperaban? ¿Rosas quizá?

No se puede ir por el mundo provocando e insultando. Y tampoco se puede cerrar un campo por lanzamiento de objetos sin valorar por qué se ha llegado a esta situación. Acción y reacción. Si se castiga la reacción, antes habrá que hacer justicia con la acción. Messi, Busquets y Neymar no se pueden ir de rositas del suceso de Valencia. Generaron un problema de orden público y deben pagar por ello. El diario Superdporte tituló “Chorizada” del arbitro a lo que ocurrió durante el juego. Y a la pantomima del Barça la ha llamado “Farça”. “La provocación, los insultos y el teatro de los jugadores del Barça dan la vuelta al mundo”. Y es el que numerito de los jugadores del Barça, primero provocando y después simulando que una botella había alcanzado cinco cabezas es para que el Comité de Competición actúe de oficio contra estos “valors” que convendría desterrar de la faz del deporte.

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts