Miércoles, 7 diciembre, 2016

Iniesta tiene problemas con sus negocios
Iniesta tiene problemas con sus negocios

Iniesta tiene problemas con sus negocios

Todo empezó con el valiosísimo gol de Stamford Bridge, siguió con los seis títulos del Barça y culminó con su decisivo tanto en la final del Mundial. Andrés Iniesta es el personaje de moda del fútbol español, un reclamo publicitario para las marcas, un futbolista de incalculable valor dentro del terreno de juego y fuera de él. De sus asuntos particulares, de su imagen, se ocupa el hermano de Pep Guardiola a través de la sociedad Maresyterey SL, dedicada a la explotación de la imagen de determinados deportistas profesionales. Esta sociedad  cerró el año 2008 con unas ventas de 1,7 millones y unos activos de 5,9 millones.

Maresyterey ha ampliado su objeto social para explotar sus viñedos en Fuentealbilla por medio de la sociedad Bodega Iniesta SL, de la que Maresyterey posee la totalidad de sus acciones.  La bodega empezará su actividad empleando a 12 trabajadores intentando sacarle rendimiento al apellido de la marca.
Coincidiendo con su incursión en el sector vinícola. Iniesta ha decidido desvincularse de la actividad inmobiliaria que le había ocupado hasta ahora a través de la sociedad Construcciones Albiniesta SL, de la que Andrés es el apoderado, que cerró su segundo ejercicio con pérdidas y facturando apenas 154.000 euros. Según informa Extraconfidencial.com, “la empresa que empleaba a 4 trabajadores en 2007 no volvió a presentar cuentas desde entonces, es más, en 2009 fue declarada en el Boletín Oficial del Registro Mercantil como deudor fallido, es decir, estando obligado al pago de una deuda se ignora la existencia de bienes o derechos embargables o realizables para el cobro, un indicativo claro del nulo patrimonio de la sociedad. No hay que olvidar que con la legislación mercantil, una vez declarados fallidos los deudores principales y los responsables solidarios, la acción de cobro se dirigirá frente al responsable subsidiario. Si no existieran responsables subsidiarios o, si existiendo, éstos resultan fallidos, el crédito será declarado incobrable por el órgano de recaudación”. 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts