2010-12-13 19:12 FC Barcelona Por: Administrador

Conjura previa para preparar el derbi



El equipo se juntó en el Restaurante Emperador de la Barceloneta para conjurarse de cara al vital partido ante el Espanyol, un derbi que, de solventarse con éxito, permitiría a los de Guardiola mantener su gran racha e irse de vacaciones con los deberes hechos, y de qué manera.

Jugadores y técnicos se reunieron en el conocido restaurante a pocos días de las fiestas navideñas, pero con el Espanyol como objetivo básico. La única ausencia fue la del propio entrenador, Pep Guardiola, que ya tenía un compromiso previo y no pudo asistir.



La comida duró varias horas, aunque algunos jugadores como Piqué se perdieron la sobremesa, ya que se ausentaron muy pronto. Aproximadamente a las cinco de la tarde se marchó el grueso de los comensales, como  Víctor Valdés, Abidal, Xavi, Iniesta y Villa. Una hora más tarde, acabaron de desfilar los últimos  en un curioso grupo formado por Pinto, Maxwell, Adriano, Thiago y Alves. Leo Messi abandonó el local en último lugar.

La plantilla respira un buen ambiente, y eso se nota dentro del campo, y también fuera de él. La gran racha que el equipo está llevando en los últimos partidos ayuda, y mucho, a que haya una buena química de vestuario. Pese a que la comida no pretendía ser una celebración, ya que el Espanyol era el motivo fundamental de concentración para los azulgranas, esta relación entre jugadores y técnicos parece que será la clave de futuros éxitos en el equipo de Pep Guardiola.



Comenta con Facebook


Artículos Relacionados

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información