Jueves, 8 diciembre, 2016

Manuel Preciado la volvió a liar
Manuel Preciado la volvió a liar

Manuel Preciado la volvió a liar

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-language:EN-US;}

Parece que a Manolo Preciado, la derrota que sufrió ayer no le sentó nada bien. El técnico del Sporting se dirigía a buscar su coche cuando se encontró con el autobús de la expedición blanca. Fue entonces cuando el técnico cántabro lanzó una botella de plástico contra el autobús madridista y comenzó a increpar a los integrantes de la expedición, llegando a llevarse las manos a los genitales con un gesto muy desafiante. Visto el  panorama, el Madrid dio órdenes de cerrar las puertas del autobús y salir de las inmediaciones del estadio mientras que Preciado era  calmado por parte del equipo de seguridad del estadio.

Según la versión de Preciado, lo sucedido fue bastante diferente. Tal y como el propio técnico explicó en varias emisoras de radio,  su versión se basa en que un miembro de la expedición blanca, supuestamente preparador físico del Real Madrid, Rui Farías,  descendió del autobús del Real Madrid y se dirigió a él al grito de: “¡A Segunda, a Segunda!”. El técnico reconoce que respondió a la provocación y que tuvo sus más y sus menos con la persona que se encaró con él, aunque no se sabe realmente de quien se trataba ya que “era demasiado bajo” para ser el preparador físico blanco. Además, Preciado dio el nombre de Miguel Ángel Pardeza como testigo de los hechos.

Por si Preciado no tenía suficiente con la trifulca que había formado, el técnico del Sporting aseguró  que José Mourinho, con el que coincidió en la zona mixta del estadio le lanzó un gesto con una mano levantando dos dedos en señal de victoria, aunque él también interpreta que pudo ser deseándole su descenso a Segunda división.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts