Martes, 6 diciembre, 2016

El ‘villarato’ coge el puente aéreo
El ‘villarato’ coge el puente aéreo

El ‘villarato’ coge el puente aéreo

¿Les suena el nombre? Clos Gómez. Es el mismo árbitro que mintió en el acta para poder sancionar a Guardiola con un partido más una multa de 15000 euros, que finalmente, tras los recursos presentados por el FC Barcelona, se quedaron en 1500.

Este mismo colegiado ha decidido volver a coger protagonismo, pero esta vez a costa del Espanyol. La cara triste de Cristiano en los útlimos partidos en los que el portugués no había manera que encontrara el camino del gol y se ofuscara consigo mismo y el resto del mundo, debió ablandar el rasero -y endurecerlo para los periquitos- de Clos Gómez haciéndole ver un penalty donde no había nada de nada. Donde tampoco había era en el fuera de juego de Luis García en el uno contra uno que debería haber podido disputar con Casillas, pero el árbitro esta vez sí vio la posición antirreglamentaria del jugador blanquiazul, o almenos su compinche con banderín.

Pepe se encabezonó en que le mostraran la segunda amarilla y la buscó. La buscó tanto que al final Clos Gómez tuvo que ceder a sus ‘peticiones’ y le enseñó la cartulina que le enviaba a los vestuarios antes de tiempo después de que agarrara clamorosamente de la camiseta a Callejón. Pero esto no podía quedar así, la situación se tenía que compensar. El Espanyol estaba en superiodidad y el Real Madrid tan sólo ganaba por un gol de diferencia, demasiado fácil de remontar. Así que Galán pagó los platos que había roto Pepe y también fue expulsado, aunque por roja directa tras una entrada al revitalizado Cristiano Ronaldo que, a mucho estirar, merecía una advertencia verbal.

Pero la actuación del colegiado Clos Gómez no quedaría ahí. Forlín también debió irse a la ducha anticipadamente después de que viera la segunda amarilla por protestar algo que el árbitro entendió que no tocaba. Ahora era el Espanyol el que estaba en inferioridad, pero no hubo compensación en este caso.

Es normal, pues, que todas estas decisiones llenas de controversia acaben por encender los ánimos del equipo perjudicado. Sánchez Llibre no pudo callarse tras ver como su equipo salía perjudicado una vez tras otra durante el encuentro y llegó a decir que el colegiado “debería pitar en regional”. El entrenador blanquiazul tampoco pudo mantenerse al margen ante tal injusticia y pidió “respeto para los equipos humildes”.

Parece que el ‘villarato’ ha cogido el puente aéreo. ¿Se seguirá oyendo desde Madrid la misma canción de las ayudas arbitrales al Barça?

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts