Sábado, 10 diciembre, 2016

Pep escanea el Barça
Pep escanea el Barça

Pep escanea el Barça

Guardiola ha regalado su pedagogía a los barcelonistas explicando que su compromiso pasa por no dormirse en los laureles y aplicarse la máxima autoexigencia. Pep ha explicado en lenguaje asequible que se pide para sí mismo un contrato al que contadísimos entrenadores aspiran a solicitar.

Nadie como él tiene el conocimiento para escanear el Barça por dentro y por fuera y concluir que no desea imponerse ataduras en un club que es como su propia casa. En el inicio del curso quiso marcar equidistancia con la nueva y con la anterior junta y se refirió a Cruyff instando a reparar lo que se haya hecho mal, con el convencimiento de que Rosell ya ha dado pasos para reunirse con Johan.

La búsqueda del espacio más adecuado en el Barça para Johan es un reto inaplazable para el nuevo presidente.

A Pep no le gusta Nueva York, eso quedó claro, que será el destino de Henry y seguramente de Márquez. Tan claro como que le pasó la pelota a Ibra, a quien le picó en el orgullo para mover ficha. Las cosas están como antes, tibias, y el ariete sueco debe decidir si quiere tener todos los minutos que cree merecer lejos del Camp Nou, o seguir aquí sin ningún privilegio.

No escondió las dificultades para el fichaje de Cesc y antepuso su subordinación al club en el traspaso a regañadientes de ‘Chygry’ para pagar los sueldos de los empleados. Una confesión desoladora. Su receta: entusiasmo frente a los ceros del Real Madrid

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts