Viernes, 2 diciembre, 2016

Final ACB
Final ACB

Final ACB

El Caja Laboral ganó este sábado el segundo partido de la final de la ACB (69-70) dando todo un golpe de efecto, y viajará a Vitoria con un 0-2 que seguramente es inesperado hasta para ellos, y es que el Regal Barcelona, vigente campeón, ha sumado dos encuentros en el que su defensa no apareció y las indecisiones hicieron mella.

Tras un primer cuarto igualado, en el segundo parecía que los blaugrana cogerían distancias mayores, pero fue solo un espejismo ya que este Caja Laboral es muy rocoso. Otro buen inicio de los blaugrana, con Morris, Lorbek y Mickeal al frente, contra un juego duro de Caja muy parecido al del primer partido, fueron la clave para que las diferencias en la primera parte nunca fueran grandes, siendo la mayor diversos +6 para el Barça.

Tras el descanso, más de lo mismo. El Barcelona siempre por encima en el marcador pero nunca lejos. Encadenando buenas defensas con precipitación arriba y viceversa, mientras que los vascos, bien organizados por Dusko desde el banquillo, se aferraban a la posibilidad de irse a Vitoria con la final encarrilada.

A falta de 2:25 para el final del tercer periodo los blaugrana se pusieron 7 arriba, 50-43, casi siguiendo la línea del jueves, y dos triples de Lakovic –inactivo hasta el momento– dieron alas a un Palau que estuvo otra vez espléndido. Con 6 arriba a falta de los últimos 10 minutos, al Barça le volvieron a entrar las prisas y el partido volvió a volverse loco. Puntos y errores en ambas canastas y un marcador cada vez más ajustado.

Se veía venir, pues, lo que nadie en Barcelona habría imaginado antes. A falta de 3:39 para el final del partido, y por primera vez en todo el encuentro, el Caja Laboral se puso por encima (61-62) haciendo estallar de alegría a los muchos seguidores baskonistas que se acercaron a la capital catalana.

Los segundos iban pasando y los blaugrana no eran capaces de volver a girar la tortilla. Los nervios hicieron acto de presencia y Pascual, muy inquieto desde el banquillo, se desesperaba. Por contra, Caja Laboral no se inmutó. Posesiones largas, buen uso de los tiros libres y segunda victoria en el bolsillo. La final viaja a Vitoria con 0-2.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts