Miércoles, 7 diciembre, 2016

La cuarta, antes que la décima
La cuarta, antes que la décima

La cuarta, antes que la décima

Después de ganar en la Liga 0-2 en el Bernabéu, que gozada sería poder enfrentarse a los blancos y darles otro repaso en la que para ellos es su competición. Esa en la que tienen seis Copas de Europa en blanco y negro y tres en colores. No es prepotencia, pero ya se vio que el Barça del 2-6 ni se despeinó para vencer al Madrid de los 250 millones de inversión. Al ‘Pep Team’ los de Pellegrini no le hicieron ni cosquillas y al final la afición blanca, más que cabreada, se muestra realista y sabe que el Barça es, seis títulos después, aún mucho mejor que ellos.

Es verdad que, de un año a otro, en el enfrentamiento directo han acortado la diferencia y de cuatro goles de desventaja el año pasado (2-6) han pasado a sólo dos (0-2), quizás este verano con otros 300 millones más de inversión, puede que la temporada que viene, aunque el buen fútbol no tiene precio, hasta sean capaces de arañar un empate en su casa, un feudo que cada vez se le da mejor al Barça. Cuatro victorias y dos empates en los últimos diez años. Mira que puede sonar raro, pero el Bernabéu es cada vez más un campo chollo para los culés. Antes, porque salvábamos las temporadas ganando el clásico, y ahora porque vamos sobrados de buen fútbol y no saben cómo meternos mano, lo cierto es que, repito, sería un buen momento para el gran enfrentamiento entre ambos en la Champions League.

El Barça, desde la época del ‘Dream Team’, ya no tiene aquellas urgencias históricas que decía Menotti y el Madrid, visto lo visto con el Barça, tampoco produce en el Bernabéu ese miedo escénico del que hablaba Valdano. El Madrid no asusta, pero habrá que esperar un poco más para vencerles en la Champions y vengar aquella derrota europea del Madrid de Zidane ante el Barça dirigido por Rexach. De momento esta ilusión de unos culés, muchas veces pesimistas pero que se han venido ultimamente arriba, va a seguir siendo un sueño ya que el Real Madrid se empeña año tras otro en caer en octavos y así no hay forma de darles también un repaso en la gran competición ya que se borran muy pronto. No olvido las Copas de Europa que tienen, pero cada día estoy más convencido de que esa supremacía también cambiará con el paso del tiempo. No sé cuando lograrán ellos la décima, sólo sé que tardaron 32 años en lograr la séptima y que ahora pasar de octavos es su asignatura pendiente. Si las cosas siguen por la línea que van ahora, estoy seguro de que el Barça, más pronto que tarde, estará en el ránking de la Copa de Europa al nivel del Madrid y algún día hasta le pasará.

Sé también, y ahora me acuerdo de Guardiola, antes de pasarme de frenada, que para que eso ocurra primero hay que superar al Inter de Mourinho y Eto’o y después en el Bernabéu ganar al Bayern o a Olympique de Lyon. Al final, si gana el Barça, gana un equipo español y además le evitamos a Florentino Pérez, a Jorge Valdano y al madridismo ver como Robben levanta la Champions con el Bayern o les vengamos derrotando a su verdugo el Olympique. De paso el Barça sumaría la cuarta Copa de Europa, una más en color que ellos y daríamos un paso más para intentar en el Siglo XXI ser el mejor equipo en la Champions. Repito, no me olvido de lo que ya tiene ganado el Madrid en esta competición, pero también estoy convencido que el nuevo formato de la Champions League favorece más al Barça, un equipo al que le van los duelos a doble partido y más ahora que cada temporada está ahí luchando por el título.

El Madrid cobró ventaja en la Copa de Europa por muchas cosas, pero una de ellas por participar más veces en el anterior formato en el que sólo iba el campeón. Mientras el Madrid ganaba 6 Copas de Europa participando 27 veces, el Barça, que no lograba habitualmente la Liga, sólo jugó entonces la máxima competición 8 veces en las que ganó una vez, tres más fue subcampeón y en dos ocasiones cayó en semifinales. Eso va a cambiar y más si el Madrid sigue, año tras año, sin saber a qué quiere jugar y cambiando de entrenador cada temporada o fichando para intentar superar a un Barça que le lleva mucha ventaja en modelo, estilo de juego, cantera y técnico. Por eso creo que la cuarta y hasta la quinta Copa de Europa del Barça pueden llegar mucho antes que la décima del Madrid. A los blancos, con lo que tienen, les puede valer en la Liga, pero seguirán fallando en Europa. De momento el Barça llevó el viernes la Champions a la capital de España para que los madrileños se hagan fotos con ella, es lo más cerca que la van a ver esta temporada los aficionados del Madrid. El Barça, por ahora, la ha dejado allí unos días, pero espera recuperarla el próximo día 22 en la finalísima del Bernabéu. Poco a poco, pero confianza en este Barça, toda. Y ahora, a por el Inter.

Manolo G. Crespo es redactor jefe del diario Sport

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts