Miércoles, 7 diciembre, 2016

Messi sería bueno hasta con apendicitis
Messi sería bueno hasta con apendicitis

Messi sería bueno hasta con apendicitis

Un flemón tiene Messi. El sábado no se pudo entrenar por ello y el madridismo vio un rayo de esperanza: si no juega en La Romareda… Pues jugó en La Romareda y al poco había marcado, y de cabeza. Un gol sin brillo, un poco afortunado, con rebote, pero gol. Era el séptimo gol consecutivo que marcaba sin que entre ellos se intercalara el de ningún compañero. O sea: en ese momento, los siete últimos goles del Barça habían sido suyos. Pero lo iba a mejorar. El gol y el récord. Porque mediada la segunda parte marcó uno magnífico, ganando un forcejeo en el medio campo, aguantando tarascadas, regateando y cruzando bien.

En ese momento ya eran suyos los ocho últimos goles del Barça. Con flemón y todo. Estamos desde luego ante un jugador superior, y cuando uno de esta especie entra en estado de gracia gana los partidos por sí solo. Está como estuvo Maradona en el Mundial de México, que también ganó poco menos que solo. Tan fue así, que sus compañeros de selección tenían que defenderse. “No vamos a pedir perdón porque Maradona haya nacido argentino.” Igual podría decir el Barça, ahora que está ganando los partidos él solo: “No vamos a pedir perdón porque este jugador haya salido de nuestra cantera”.

Pero el Barça no es sólo Messi. Ayer quizá, porque falta Xavi, Iniesta está a medias, Guardiola está jugando a integrar a Ibrahimovic, con la baza en contra de su agente… Por cierto, según escribo Messi marca otro precioso gol, el noveno de la racha. ¿Habrá pasado muchas veces esto en nuestro campeonato? Sé de un caso en Segunda, cuando Bazán marcó nueve para el Málaga y en un solo partido, pero en Primera… En fin, que mientras vuelve el Barça, ahí está Messi, que puede curar a un enfermo sólo con tocarlo. ¿Flemón? Este jugaría bien hasta con apendicitis. ¡Si hasta consiguió por fin que marcara Ibrahimovic!

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts