Por qué Messi nunca volverá al Barça

Por qué Messi nunca volverá al Barça

| 2022-12-20

| Fede Peris

Messi volverá a Barcelona para vivir, pero no al Barça. Ahora mismo valora tres opciones de futuro entre las que no se encuentra su retorno al Camp Nou.

A pesar de los guiños de Joan Laporta y Xavi Hernández hacia Leo Messi, felicitándole por la conquista del Mundial, lo cierto es que nada ha cambiado en la relación entre el astro argentino y el presidente del FC Barcelona. De hecho, las relaciones están rotas, y las posibilidades de que Messi vuelva al Barça son nulas.

Messi volverá a Barcelona, pero no al Barça

Pese a ello, Joan Laporta, el presidente que pasará a la historia del Barça por haber echado a Messi del club, juega con la ambigüedad dando consistencia a los rumores que sitúan a la estrella argentina de vuelta al Camp Nou. A día de hoy, esta posibilidad es inviable, aunque lo que sí es seguro es que el día que Messi decida abandonar la práctica activa del fútbol fijará su residencia en su mansión de Castelldefls. Solo entonces escuchará cualquier propuesta del Barça para incorporarse a su staff, pero nunca como futbolista.



La relación de Messi con Laporta está muy deteriorada. El jugador no le perdona al presidente lo que consideró en su momento una traición, obligándole a salir del Barça y a desmontar su casa de Castelldefels para marchar a París. Messi no es amigo de aventuras y no le apetecía nada salir del Barça para enrolarse en un club en el que se ha sentido extraño desde que llegó.

El Barça le debe a Messi 32 millones

De entrada el club le sigue debiendo a Messi 32 millones de euros de su liquidación. Laporta le pidió comprensión por la situación financiera del club y Messi lo entendió, pero la deuda sigue pendiente y Messi no está dispuesto a regresar si antes el club no liquida su deuda.



Por otra parte, el FC Barcelona, con sus problemas con el fair play financiero y su necesidad de seguir reduciendo masa salarial en su plantilla, solo podría acoger a Messi si éste aceptara jugar gratis. Y con el título de campeón del mundo en el bolsillo, el jugador está convencido de que puede firmar su último gran contrato de dos años en el PSG o en el fútbol norteamericano.

Además, el hecho de que sus dos últimos amigos de verdad en el Barça, Sergio Busquets y Jordi Alba, estén a punto de abandonar el club entorpoece aún más la posibilidad de que Messi vuelva al Barça para integrarse en una plantilla que ya no es la suya.



Las tres opciones de futuro que valora Messi

A día de hoy Messi valora tres opciones de futuro entre las que no se encuentra regresar al Barça. Por un lado, escuchar la propuesta de renovación del PSG, que estaría supeditada a la marcha de Mbappé. Messi no está dispuesto a seguir en París ejerciendo de escudero de la estrella francesa. La otra opción es aceptar la oferta de David Beckham para incorporarse al Inter de Miami, algo que haría bien rodeado por sus amigos Luis Suárez, Sergio Busquets, Cesc Fàbregas y Jordi Alba. 

Y la última alternativa, que cobra fuerza en las últimas horas, es la de jugar sus últimos años en casa, en el Rosario Central, el club que le vio nacer siendo un niño. El tema económico no sería un obstáculo. Messi está dispuesto a jugar gratis en su país. Ya lo dijo refiriéndose a su selección: "quiero jugar algunos partidos más como campeón del mundo".



Y en el actual estado de excitación que vive Argentina en torno a su figura, unos meses o años en la liga argentina serviría para que las aficiones de todos los clubs de su país le mostraran su agradecimiento, tal y como sucedió con Iniesta en España, que salía ovacionado de todos los campos después de marcar el gol que dio el Mundial de 2010 a España.

Comenta con Facebook