El invisible Ilaix Moriba rabia viendo lo que pasa en el Barça

El invisible Ilaix Moriba rabia viendo lo que pasa en el Barça

| 2021-09-27

| Administrador

En su nuevo destino alemán no cuentan con él mientras ve triunfar en el Barça a sus amigos Ansu Fati, Gavi y Nico.

No lo va a reconocer públicamente, pero Ilaix Moriba está pasando por un momento muy duro. Está viendo lo que sucede en el Barça en las últimas horas, en donde los jóvenes valores de la cantera están recibiendo su oportunidad, y maldice el momento en que decidió dejar el club azulgrana herido porque consideraba que no le querían pagar lo que merecía.

Los mensajes de ánimo que ha enviado a Ansu Fati tras su reaparición y a sus excompañeros del Barça B que ya se han abierto camino en el primer equipo confirman que Ilaix no se olvida del Barça y de lo que pudo ser y no fue.



Lo más cerca que ha estado de jugar ha sido en el banquillo

Ilaix fue uno de ellos. Con 17 años recibió el espaldarazo de Ronald Koeman para formar parte del primer equipo. Y aprovechó su oportunidad. Esta segunda temporada podría haber sido la de su confirmación, dado que el equipo tiene carencias evidentes en el centro del campo y se echa en falta a un futbolista de su poderío físico.

Pero el cuento de hadas que estaba escrito para Ilaix en el Barça no se hará realidad, como tampoco parece que vaya a ser realidad el cuento que le vendieron en el Leipzig. A día de hoy, a lo más cerca que ha estado Ilaix de jugar es en el partido del Leipzig ante el City en Champions. Lo vio en su totalidad desde el banquillo. Luego ni siquiera ha sido convocado para jugar ante el Bayern Múnich y el Colonia.



De hecho, Ilaix no disputa un partido oficial desde el 22 de mayo, en la última jornada de LaLiga española en el campo del Eibar. En Alemania se está encontrando el problema que no tenía en el Barça. El técnico le ve muy joven y no quiere arriesgar con él, prefiere echar mano de los veteranos.

El técnico prefiere a los veteranos

Jesse Marsch insiste en que Ilaix progresa adecuadamente, pero no se atreve a contar con él con la misma confianza que tuvo Koeman en él a lo largo de la pasada temporada. El Barça siempre está abierto a los jóvenes y no mira su DNI, algo que Ilaix nunca valoró.



El Leipzig, su equipo, venció en la última jornada por 6-0. Pero ni así se atrevió Marsch a darle entrada en los últimos minutos pese a que el marcador no peligraba. Ilaix ha pasado de jugar el clásico ante el Real Madrid y enviar un balón al poste a no contar para nada en un modesto de la Bundesliga.

Ahora está a punto de echar a perder su carrera. Una carrera que en el Barça apuntaba a prometedora. Cobrará bastante más dinero que el que le ofrecía el Barça, pero corre el riesgo de caer en el anonimato y que nadie se acuerde de él borrado por las suplencias en el Leipzig.



Un futbolista que no existe

Ronald Koeman tenía muy claro cómo sería el centro del campo del Barça esta temporada. Frenkie De Jong como pivote, Pedri como enlace con la delantera e Ilaix aportando músculo. Un centro del campo equilibrado que no se verá nunca por la torpeza de Ilaix dejándose llevar por el olor del dinero.

Además, ahora Ilaix tiene un serio problema con el Leipzig, que pagó 16 millones más seis en variables al Barcelona. Tiene contrato en vigor y ya no queda libre, como sucedió la temporada pasada. Y el Leipzig no aceptará su salida si no recupera su inversión. ¿Y quién pagará 16 millones por un futbolista que no existe?

 

 

Comenta con Facebook