2017-09-06 16:09 El Soplo Por: Fede Peris

¡Que no os engañen!: Toda la verdad sobre el divorcio Iniesta-Bartomeu

La prensa antibarcelonista ha aprovechado un "no" de Iniesta para montar oscuras historias de ciencia ficción con final feliz para el Madrid y fatal para el Barça.



La Caverna de gaiteros de Florentino Pérez tiene ganas de hincarle del diente al Barça. Existe la necesidad de acabar cuanto antes con el ciclo ganador del Barça -no vaya ser que el moribundo reviva- para que el Real Madrid coja el relevo. Y cualquier motivo es bueno para desestabilizar en el Camp Nou. La ligereza con la que contemplan los graves errores de gestión que se cometen en el Real Madrid de Florentino Pérez es proporcional al interés que esos mismos medios le ponen a acentuar los deslices de Bartomeu en el Barça. Y ahora va de que el Barça es un desastre (aunque lidere la Liga con dos puntos de ventaja sobre el bendito Real Madrid de Florentino en apenas dos jornadas).

Un claro ejemplo de intoxicación con Iniesta

La llegada de Andrés Iniesta al aeropuerto de El Prat procedente de Liechtenstein es un ejemplo muy claro de cómo se puede intoxicar a partir de la nada. Primero ha llegado Piqué, le han hecho cuatro preguntas y no ha contestado ninguna. Pero eso -Piqué sin abrir la boca- es material informativo de primera calidad que sirve para llenar un minuto en un programa de 25. Es lo que se lleva ahora en el periodismo de investigación televisivo. Y luego ha llegado Iniesta, y lo mismo. Preguntas al aire que el receptor no se ha dignado a contestar. Y al final, cuando cerraba la puerta del coche para largarse, ha dejado un "no" a una cuestión. Suficiente para que los interesados se hayan montado películas en torno a la continuidad de Iniesta en el Barça aprovechando que Bartomeu ha anunciado que existe un principio de acuerdo con él para seguir en el club. Se trataba de llamar mentiroso a Bartomeu y se han agarrado a la ingenuidad de Iniesta para lograrlo. ¡Misión cumplida!



La interpretación mediática a un "no"

La pregunta textual a Iniesta, camino del coche que le recogía, era: "¿Puedes confirmar el principio de acuerdo para la renovación de tu contrato?" . Respuesta: "No". Es decir, que no puede confirmarlo. Conclusión:

-Marca: "Iniesta desmiente el principio de acuerdo de renovación anunciado por Bartomeu"

-As: "Iniesta niega a Bartomeu: "No existe un acuerdo para renovar"

-Mundo Deportivo: "Iniesta no confirma el principio de acuerdo para renovar"

-Sport: "Iniesta no confirma su renovación por el Barcelona"

-OK diario (Eduardo Inda): "Iniesta desmiente a Bartomeu: "Yo no he renovado".  "No hay nada" dijo escueto el manchego". Curioso, Iniesta simplemente ha dicho que "no puedo confirmar que exista un principio de acuerdo para su renovación". Y lo ha hecho respondiendo con un "no". Para OK Diario ese "no" es un "no hay nada", "yo no he renovado".

-ABC: "Iniesta desmiente a Bartomeu"

-La Razón: "Iniesta desmiente a Bartomeu: "No hay acuerdo para la renovación". Así interpreta La Razón el "no" en castellano con acento manchego de Iniesta: "no hay acuerdo para la renovación". Curioso

Y los medios audivisuales abiertamente antibarcelonistas, tipo Jugones del desacomplejadamente madridista Josep Pedrerol, han aprovechado para hacer encuestas con el pueblo llano para dejar claro que Bartomeu no tiene credibilidad y que lo mejor es que se vaya.

Para La Razón "no" es "no hay acuerdo para la renovación", para ABC es un desmentido a Bartomeu... Para As el "no" quiere decir que "no existe un acuerdo para renovar" y Marca sostiene que ese "no" equivale a desmentir a Bartomeu. Los medios catalanes, Sport y Mundo Deportivo, más prudentes: simplemente Iniesta no confirma el principio de acuerdo.

La realidad de Iniesta

Iniesta no puede confirmar el acuerdo de renovación con el FC Barcelona porque antes necesita conocer con exactitud la presencia que tendrá en los planes de Ernesto Valverde como titular en el primer tercio de la temporada. El FC Barcelona, como premio a los servicios prestados, le ha ofrecido renovar por un año más, ampliable de año en año y de común acuerdo, con un importante incremento salarial, pase lo que pase en las alineaciones de Valverde. Y como premio, un finiquito similar al percibido por Xavi Hernández (próximo a los 20 millones de euros) y un cometido dentro del club, con generoso sueldo incluido. Ese es el "maltrato" recibido por Iniesta de la directiva del Barça que los vendedores de humo que buscan la carroña en el Camp Nou se han encargado de esparcir. 

Lo único que falta para el "que se besen" de Iniesta y Bartomeu

Iniesta y el Barça están de acuerdo. Por eso Bartomeu se ha atrevido a anunciar ese "principio de acuerdo". Y el jugador no lo ha afirmado públicamente porque no quiere precipitarse, desea ser honesto con el club y autoconvencerse de que seguirá en el Camp Nou cobrando un salario privilegiado dentro de la plantilla siempre y cuando lo merezca. No quiere hacerse de oro en el banquillo. Le dirá que sí a Bartomeu cuando tenga la seguridad de que sigue siendo util en el equipo. Y si no, se irá a Qatar, como Xavi, o a Estados Unidos. Y volverá cuando abandone la práctica activa del fútbol. Como Xavi. Y todo está contrastado y acordado. Incluso la cuantía del finiquito que se llegará como paga extra por su aportación excepcional a la historia del club. 

Quien quiera convertir esto en un circo, al estilo Neymar, allá él con su conciencia. La realidad es mucho más sencilla. Iniesta y Bartomeu están de acuerdo. Lo único que falta para el "que se besen" es que Valverde se sume a la fiesta incluyendo al crack manchego en sus alineaciones como titular. Sólo entonces Iniesta aceptará confirmar que "hay renovación".








Comenta con Facebook


Artículos Relacionados