Lunes, 5 diciembre, 2016

“Esa manita le quemará a alguno”
“Esa manita le quemará a alguno”

“Esa manita le quemará a alguno”

 

Dicho esto, nobleza obliga, no queda más remedio que lamentar que el Real Madrid saliera al Camp Nou a jugarle al Barça de tú a tú a base de nombres y no de planteamientos A pesar de todo sigo pensando que Jose Mourinho es el entrenador ideal para el Real Madrid, pero en el Camp Nou traicionó sus propias ideas y se acobardó. El Madrid ha sido grande durante toda la temporada –llegó al Camp Nou invicto- por su presión arriba a todos sus rivales. Al Barça le dejó demasiado espacio, le esperó muy atrás y permitió a sus hombres clave pensar más de la cuenta.

Si el Madrid hubiera renunciado a Özil poniendo a Lass de salida, quizá hubiese cambiado su hoja de ruta de toda la temporada, pero se habría parecido más al Inter, ese equipo que fue al Camp Nou a empatar y logró su objetivo dejando a los del Barça fuera de la final de la Champions League. Creo que todos tenemos claro que al Barça se le crean problemas cuando lo presionas arriba. Lo vimos con el Inter la temporada pasada y lo hemos visto este año con las visitas del Villarreal y Valencia al Camp Nou.

Es cierto que el planteamiento y el juego del Barça tuvo categoría de obra maestra, pero se vio favorecido por el sistema utilizado por el Madrid. Yo he dicho siempre que el Barça a veces me aburre con esa filosofía de tocar, tocar y tocar sin mucho sentido. En el Clásico no me aburrió. Y eso es lo peor que le podía pasar al Real Madrid, que el Barça tocara, tocara y tocara, pero con sentido, hasta tal punto que pienso que habría que pasarles el vídeo de ese partido a los niños que quieren convertirse en las estrellas del futuro.

Pero mucho cuidado, el Madrid no está muerto. Sólo está en construcción. El Clásico enfrentó a un equipo que lleva ocho meses hecho a otro que apenas cuenta con tres meses de rodaje. El Madrid nunca podrá jugar como el Barça, porque tiene otros jugadores y debe buscar otras fórmulas, pero también puede jugar muy  bien porque tiene jugadores para ello.

Y un aviso. Dicen en Barcelona que tanto Mourinho como Cristiano Ronaldo extramotivaron a los jugadores de Guardiola. Pues bien, lo que los jugadores blancos vieron en Piqué y en Víctor Valdés ejercerá sobre ellos el mismo efecto. No lo van a olvidar. No sé si será este año en la segunda vuelta, el año que viene o el otro. Pero la respuesta la tienen guardada y llegará. Esos comportamientos tan poco deportivos y señoriales tendrán cumplida respuesta sobre el terreno de juego, porque han quedado grabados en sus retinas. Esas manitas a alguno le van a quemar tarde o temprano porque la vida da muchas vueltas y las tortillas giran tarde o temprano.

Por lo demás, no creo que quede ninguna secuela importante de esta derrota. A fin de cuentas es el primer tropiezo de la temporada y no se trata de dramatizar ahora por los primeros tres puntos que se pierden. Acabo de hablar con Florentino Pérez y le he visto muy tranquilo. Aunque a efectos deportivos sí parece claro que Marcelo no es el lateral que el Madrid necesita para los grandes acontecimientos. Ofensivamente funciona muy bien, pero en un defensa lo que más se espera de él es que defienda bien, y ése no es su fuerte. También puede salir tocado de este partido Sergio Ramos, que todavía está en la selección, va de campeón del mundo y no parece haber aterrizado aún en el Real Madrid.

Esto ha sido un accidente, un accidente difícil de digerir, pero la vida sigue, la Tierra sigue girando y el sábado hay partido ante el Valencia para proseguir con la carrera por la Liga. No hay que olvidar que pese a todo, pese a la hecatombe del Camp Nou, el Madrid sigue dependiendo de sí mismo para ser campeón. Eso lo sabe una afición que seguirá confiando en Mourinho porque no duda de que es el mejor técnico que puede tener el Real Madrid.

 

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts