Jueves, 8 diciembre, 2016

¿Pero nadie le va a enseñar educación a este chico?
¿Pero nadie le va a enseñar educación a este chico?

¿Pero nadie le va a enseñar educación a este chico?

Al término del partido los periodistas le preguntaron por el rifirafe, y el futbolista famoso por su peinado y sus musculitos respondió que “algunos tenían el clásico en la cabeza“, refiriéndose a Busquets y los jugadores españoles del Barcelona. Otro periodista le preguntó por su entrada a Busquets: “No le he tocado” y añadió “para mi pena“. O lo que es lo mismo: si Busquets no está ahora mismo en el hospital con la pierna destrozada no ha sido por falta de ganas del ínclito CR7, que no se avergüenza de reconocer en público sus perversas intenciones.

Son las cosas de este chico consentido. Es posible que sea el mejor futbolista de Madrid y sus alrededores, pero para obtener el reconocimiento fuera de su protectorado necesita algo más que sus cómicas bicicletas. Un campeón tiene también que dar ejemplo como deportista. Y ese no es su caso. Alguien debería enseñarle un poquito de educación no vaya a ser que lleguemos tarde. Luego se sorprende de que su sola presencia altere el orden público en todos los campos. Si lo que quería era tener un buen recibimiento en el Camp Nou, lo ha conseguido.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts