Viernes, 2 diciembre, 2016

Sergio Ramos
Sergio Ramos

Sergio Ramos

Sabían que sería un partido duro y lo fue. Tras el gol de Villa, los paraguayos defendieron con más contundencia si cabe y el resultado fue que tres españoles salieron magullados del terreno de juego.

Sergio Ramos sufrió una patada en su rostro en la última jugada del partido cuando despejó de cabeza un balón dentro del área de España. Pudo acabar el encuentro pese al mareo que sentía y en los vestuarios recibió dos puntos de sutura. “Me he llevado un golpe muy fuerte y me he asustado porque pensé que me habían partido otra vez la nariz. Gracias a Dios la patada en la cara me ha hecho una pequeña brecha junto a la ceja que se queda en nada”, aseguró en la zona mixta.

Pero no fue el único. Cesc se marchó con el hombro inmovilizado y Puyol fue sustituido tras sufrir un duro golpe en la cabeza.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts