Martes, 6 diciembre, 2016

¡Villa, Villa, Villa!
¡Villa, Villa, Villa!

¡Villa, Villa, Villa!

Tocó sufrir, pero España ya está en semifinales tras vencer a Paraguay por 0-1 en el último de los partidos de cuartos de final del Mundial de Sudáfrica. España fue la dominadora absoluta de la posesión de la pelota pero la falta de ocasiones hizo que el partido no se decidiese hasta la segunda parte.

La primera parte se cerro con empate a cero tras unos minutos iniciales de gran presión paraguaya que complicó la construcción del juego de los de Del Bosque. Poco a poco, con los paraguayos más cansados de correr, la Roja fue cada vez más dominando, aunque la primera parte acabó con cuatro disparos de cada uno de los equipos.

La segunda parte siguió con la misma tónica, pero en el minuto 58, Piqué agarró Cardozo en un lanzamiento de córner. Cardozo lanzó el penalti, pero San Iker apareció para atajar la pelota. Sin tiempo para recuperarse, en el minuto 59, Villa fue derribada en el área paraguaya por Alcaraz, que debió ver cartulina roja pero se quedó en amarilla.

Xabi Alonso fue el encargado del lanzamiento. Lo marcó a la primera, pero el colegiado del partido, Carlos Bartres lo mandó repetir. En la repetición, Justo Villar paró el penalti, Cesc cogió el rebote y el portero paraguayo lo derribaba sin que el árbitro no pitase nada.

España no bajó el ritmo, siguió dominando y llegando cada vez com más peligro. En el minuto 84, Iniesta abrió para Pedro, El chut del tinerfeño la pegó en el palo y el rechace cayo en el Guaje que volvió a golpear el balón para anotar el único gol del partido después de que el esférico pegase en los dos palos.

Tras otros minutos de tensión y emoción, en los que San Iker tuvo una doble parada crucial, el partido acabó. Ahora toca Alemania.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts