Sábado, 3 diciembre, 2016

Laporta: “Villa costaría hoy 20 millones más”
Laporta: “Villa costaría hoy 20 millones más”

Laporta: “Villa costaría hoy 20 millones más”

Plasmar en estas páginas todas las vivencias deportivas de Joan Laporta sería imposible. Aún y así, antes de decir adiós a siete años de presidencia, sí hay cosas que no quiere dejar en el tintero.

Recomendaba ayer a Rosell no tocar la estructura deportiva…

Yo me quedaría con Touré, incorporaría a Cesc y traería a otro delantero porque parece que Henry se marcha. Con eso, basta.

Poco parece…

Dejamos un equipo, un vestuario, que todavía tiene mucho recorrido para que siga ganando. Y si el primer equipo funciona, ayuda a que todo lo demás funcione mejor todavía. Queda un club con un potencial enorme para seguir ganando. Y lo dejamos, además, con un refuerzo de gran relevancia. Ahora todo el mundo nos da la razón cuando decíamos que era mucho mejor fichar antes del Mundial.

Se refiere a Villa, claro…

¿Qué costaría hoy fichar a Villa? Póngale, como mínimo, 20 millones más…

¿De qué se siente más orgulloso?

(Piensa) Lo fácil sería hablar de los títulos conquistados.

¿De qué si no?

De La Masia, de los chicos de la casa. La decisión que tomamos de que el primer equipo estuviera formado por jugadores de la casa ha sido la más determinante de todas. Bajo nuestro mandato se les ha considerado como lo que son, los mejores.

¿Y antes no pasaba eso?

No y ni siquiera estaban reconocidos económicamente. Parecía como si ser de la casa significara cobrar menos que el resto. Hoy, los nuestros están a la altura de los mejores del mundo: Messi, Xavi, Iniesta, Puyol, Piqué, Víctor Valdés, etcétera…

¿Esa realidad ayuda a que el Barça diferente?

Se nota en que hemos cambiado la mentalidad del barcelonismo en varios ámbitos. La victoria ya es un elemento habitual, una evidencia clara. Hemos considerado a los jugadores de La Masía como corresponde, por eso el vestuario está dominado por la gente de casa. Ha costado mucho construir este modelo deportivo basado en La Masia. No sería bueno volver al principio de nuestro mandato en 2003. Lo tuve que cambiar y cuando lo cambié, funcionó.

¿Qué importancia ha tenido Pep Guardiola?

Fíjese, creo que un día, incluso, podría ser un magnífico presidente del FC Barcelona. A lo iba… Pep ha sabido construirse una bella historia. Lleva dos años excelentes, pero creo que a su palmarés como entrenador le falta todavía más recorrido, porque tiene unas capacidades impresionantes. Vive el club, lo sufre, lo disfruta y ¡joder, es que sabe mucho! Guardiola es lo más cercano a la perfección que yo he conocido nunca en el mundo del fútbol.

Txiki no sigue…

Lo digo y lo reitero. Designar a Txiki Begiristain como secretario técnico ha sido la mejor decisión que he tomado como presidente. Me parece miserable y mezquino que se le critique por haber fichado a Keirrison o Henrique… Las críticas a Txiki son fruto de la envidia. El es el paradigma de la honestidad, del trabajo bien hecho y del conocimiento. Echarle en cara a Txiki esas cosas, con los resultados que ha dado, es vergonzoso.

Antes de entrar en otros temas, ya sabe que se le acusa de haber abusado de su cargo en beneficio propio, incluso económico…

Eso es una ofensa, porque no es cierto ni merezco que se diga eso. Hemos demostrado en estos siete años de mandato que se puede ser presidente de un club de fútbol y ser honesto. Es una de las cosas en las que hemos dado ejemplo. Que se quiera poner a todo el mundo en el mismo saco, lanzar rumores, es actuar con muy mala fe. Por mucho que han intentado involucrarnos en corruptelas e ilegalidades, nunca han conseguido demostrar nada, porque una de nuestras máximas ha sido que todo se hiciera con transparencia y que nunca hubiera la más mínima sombra de duda en nuestra gestión.

Sigamos. ¿Se acuerda de Frank Rijkaard?

Mucho. El fue el iniciador de este modelo. Decirle que no seguía, aunque él ya se lo imaginaba al no ganar títulos, fue muy duro para mí. Me hubiera gustado que tuviera otro final, pero él era el responsable del vestuario y aquel vestuario se dejó ir.

Ronaldinho…

Fue la sonrisa del Barça y el jugador que, en 2003, más ayudó a cambiar la mentalidad del equipo. Fue clave en nuestro crecimiento. Creo que el final de su etapa lo supimos llevar bien. En 2006 se merecía la oportunidad de seguir, porque además tenía contrato. Nos aseguró, como Deco, que volvería a ser el mejor, pero ya vimos que no fue así.

¿Samuel Eto

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts