Lunes, 5 diciembre, 2016

El ‘infierno’ que le espera al Inter
El ‘infierno’ que le espera al Inter

El ‘infierno’ que le espera al Inter

Mourinho intuía al término del encuentro de ida que le esperaría una encerrona en el Camp Nou y no le faltaba razón. El barcelonismo está preparando un auténtico infierno para el Inter este miércoles. Equipo, club y masa social están remando en la misma dirección para lograr la remontada.

Podría decirse que la conjura arrancó de manera oficial al término del encuentro liguero contra el Xerez. Fue cuando el equipo se quedó sobre el césped luciendo una camiseta con el lema “nos dejaremos la piel” y con la que se pedía el apoyo de la afición este miércoles.

A partir de ahí la bola de nieve no ha hecho más que crecer. Convocatorias por redes sociales como Facebook y Twitter, cadenas de sms entre barcelonistas y llamamientos a todos los culés han servido de motor para este movimiento.

No se trata de una ocasión cualquiera. La ‘gent blaugrana’ está como loca por jugar una final de Champions en el Bernabéu y se está moviendo para conseguirlo.

Algunas propuestas

Entre las iniciativas populares hay dos propuestas que han tomado mucha fuerza. La primera es la de llenar el Camp Nou desde las 20:00 horas, esto es, tres cuartos de hora antes de que empiece el choque. La intención no es otra que hacer que el equipo se sienta arropado, trasladar presión a los jugadores del Inter y, de paso, al árbitro.

La segunda iniciativa, esta por parte de varias peñas, consiste en escoltar el autobús del Barça desde el hotel de concentración hasta el estadio, con el fin de motivarles.

El papel del club

También el club se está mojando en este sentido. El grupo oficial de Facebook del Barça ha anunciado que se repartirán cerca de 90.000 cartulinas con las que formar un mosaico que llene el graderío culé.

Los jugadores tampoco se han quedado de brazos cruzados y están lanzando mensajes a la afición. El primero fue Gerard Piqué este lunes. El central catalán anunció que, desde el ‘fair play’, el objetivo es que los jugadores del Inter “odien su profesión durante 90 minutos”.

Puede que haya remontada o puede que no. De lo que no cabe duda a estas alturas es que la afición está dispuesta a llevar en volandas al equipo y a presionar al rival. Se espera un ambiente que no se ve en la Ciudad Condal desde la primera visita de Figo con la camiseta merengue. Si aprietan como aquel día, tendrán mucho ganado.

COMENTA CON FACEBOOK



Related posts