Logo madrid-barcelona.com
Logo Twitter MADRID-BARCELONA
Logo Facebook Madrid-Barcelona
Deco mirando al lado en el que está Ronald Araujo

Deco encuentra en España al reemplazo de Ronald Araujo

El director deportivo del Barça tiene en su agenda al defensor del Sevilla, Loic Badé.

Deco  se mantiene en alerta para lo que pueda suceder con Ronald Araujo. Tiene contrato hasta 2026 y todavía no ha respondido a la propuesta de renovación. La intención es que continúe la próxima temporada (y muchas más), pero la decisión final la tendrá el charrúa, al que no le faltan pretendientes.

'Mundo Deportivo' ha desvelado que el portugués encontró al que considera el reemplazo perfecto de Ronald Araujo durante el pasado invierno. En conversaciones con Xavi se acordó buscarle un reemplazo, por lo que pudiera suceder después de rechazar dos propuestas en firme del Bayern de Múnich.

Los informes que manejó (y sigue manejando) Deco  indicaban que el recambio ideal para el uruguayo es Loic Badé, defensa central que pertenece al Sevilla. Tiene 24 años y mide 1,91, respondiendo al perfil de central enérgico que tiene Ronald Araujo en el FC Barcelona.

Loic Badé rematando un balón de cabeza
Loic Badé es un defensor que gusta mucho en el Barça | Getty Images

Flick puede romper los planes de Deco

Lo que se buscaba con Xavi era una cosa, y lo que ahora se busca con Flick es otra. En el caso de que saliera Ronald Araujo, el nombre que ha propuesto el entrenador del Barcelona es otro.

Un futbolista que gusta al germano es su compatriota Jonathan Tah, quien ha brillado esta campaña en el Bayer Leverkusen. No obstante, ha despertado un fuerte interés del Bayern de Múnich para llevárselo, por lo que parece que su incorporación sería realmente complicada.

La prioridad de Deco es renovar a Ronald Araujo

A pesar de todo, lo que tiene claro el director deportivo del Barcelona es que Ronald Araujo debe continuar formando parte de la plantilla. Pronto habrá conversaciones con su representante, en las que estará delante un Deco que pretende hacer un esfuerzo económico para lograr su continuidad.

En el caso de que el defensa quisiera salir, desde el Barça son muy claros: los interesados deberán convertirse en el jugador más caro de la historia en su posición. Es decir, deberán superar los 100 millones de euros.