VÍDEO. El día que Messi y Ter Stegen humillaron a Edu Aguirre

VÍDEO. El día que Messi y Ter Stegen humillaron a Edu Aguirre

| 2023-01-25

| Fede Peris

Acostumbrados a verle como forofete merengue y antibarcelonista soltando sapos y culebras, ni Messi ni Ter Stegen le tomaron en serio cuando intentó ejercer el periodismo con ellos.

Fue el 2 de diciembre de 2019 y Josep Pedrerol envió a París a Edu Aguirre a cubrir la entrega del 64 Balón de Oro. Error. Edu Aguirre estaba fuera de sitio el día que Messi iba a recibir el galardón y Cristiano Ronaldo no. A el Chiringuito le habría resultado más rentable enviar a Edu Aguirre a casa de Cristiano Ronaldo para captar en directo sus lágrimas. Ese día Messi recibía su sexto Balón de Oro y acababa con el año de gloria que vivió el portugués compartiendo cinco Balones de Oro con el argentino.

Dos perlas impagables

Pero ese día dejó dos perlas impagables de dos estrellas del fútbol mundial reaccionando ante el intento del forofete faltón del Real Madrid de ejercer el periodismo con personalidades que no son del Real Madrid.



Edu Aguirre se metió en la conversación de Messi con otro periodista, lo que ofrece una idea de que la palabra periodismo le viene grande para definir su actividad. Y también queda cuestionada su ética estropeando la entrevista de su compañero con sus preguntas. Como si sus preguntas pudieran ser más trascendentes que las de los demás. Messi hablaba plácidamente con Jordi Grau, de TV3, y apareció Edu Aguirre, el forofo del periodismo que habla del Real Madrid en primera persona.

Aguirre ejerce de forofo en un programa. Es su papel,  lo cual es muy respetable, pero luego pretendeque las estrellas que no son del Real Madrid se lo tomen en serio y le ofrezcan trato de periodista y no de forofete infiltrado. Y no cuela. Edu Aguirre no puede salir del Bernabéu ni del plató de El Chiringuito, que viene a ser un apéndice.



"Leo, ¿qué significa la frase "se acerca la retirada?" Primero se dirige a él como "Leo", como si le conociera de algo, luego corta la conversación de un compañero y después lanza una pregunta fuera de contexto y, por supuesto, malintencionada. Messi se lo quedó mirando y no le dijo: "Qué mirás bobo, anda pa' allá", aunque lo pensó. "Esperá que termine", le respondió con educación. Y cuando terminó de hablar con los periodistas, Messi se fue, ni le miró. No le debió considerar periodista y no se dignó a atender a los forofetes del Real Madrid presentes en el teatro. Dejó a Edu Aguirre con la palabra en la boca.

"¿Me puedes dejar?"

Poco antes el forofete madridista recibió otro zasca de Ter Stegen, que pensaba que estaba hablando con periodistas cuando se llevó un susto al ver a Edu Aguirre. Ter Stegen debió pensar que se había colado y se hacía pasar por periodista. 



Le dijo Edu Aguirre: "Ter Stegen, estamos en directo en Mega, Messi ha dicho...". El portero blaugrana ni le mira y se va, y Edu Aguirre, el forofete en funciones de periodista, le coge por el brazo, como si los jugadores del FC Barcelona debieran estar a disposición de un supuesto informador que ha alcanzado popularidad escupiendo veneno cuando habla del Barça. Y Ter Stegen, con mucha educación, le soltó, mirando con desagrado la mano de Edu Aguirre en su brazo: "¿Me puedes dejar?" Y se fue. 

"Josep, se lo llevan, no dejan  que le preguntemos". Ya. Siempre buscando follón. Será culpa del Barça. Esa fue la reacción de un despechado seguidor del Real Madrid que quiso ejercer de periodista por un día lejos de su amado club. Fracasó en el intento, porque ahí se trataba de hacer periodismo y no de soltar sapos y culebras contra el Barça.



 

 

Comenta con Facebook