¿Ridículo histórico del Barça? En Madrid necesitan un repaso de Historia

¿Ridículo histórico del Barça? En Madrid necesitan un repaso de Historia

| 2023-01-28

| Fede Peris

La reacción de Real Madrid y FC Barcelona ante el mismo error es diametralmente opuesta y deja en evidencia al club del señorío

Llama la atención la amnesia de los medios palmeros de Florentino Pérez, como Defensa Central, que califican de "ridículo histórico" la eliminación del Barça femenino de la Copa de la Reina después de ganar por 0-9 a su rival, el Osasuna, que sí se ha clasificado para la siguiente ronda.

El "ridículo histórico del Real Madrid"

Y llama la atención porque "ridícula" sí ha sido la situación, pero si se hace referencia a la historia, convendría tener memoria y explicarla bien, no de forma sectaria y manipulada. Si la organización del Barça falló con la alineación indebida de Geyse Ferreira, acudiendo a la historia reciente encontramos un caso similar protagonizado por el Real Madrid.



Y no por el Real Madrid femenino, que, como sucede en el Barça, apenas se come un uno por ciento en el presupuesto global del club. El "ridículo histórico" del Real Madrid se produjo con su equipo profesional, el del ADN, el señorío, las gestas y la fobia exhacerbada contra el producto interior bruto. 

Fue el 2 de diciembre de 2015. El equipo profesional masculino del Real Madrid se enfrentaba al Cádiz en la cuarta eliminatoria de la Copa del Rey y alineó en su formación titular al ruso Denis Cheryshev, que la temporada anterior estuvo cedido al Villarreal y en su último partido de Copa del Rey, precisamente ante el Barcelona, vio una tarjeta amarilla que le impedía jugar el siguiente partido en esa misma competición. Y ese partido era con el Real Madrid y ante el Cádiz.



El Madrid fue expulsado de la competición

Alguien se dio cuenta en el descanso y el entonces entrenador del Real Madrid, Rafa Benítez, El Breve, dejó en la caseta a Cheryshev a ver si colaba y nadie se daba cuenta. Pero el Cádiz lo denunció y la Federación dio por ganado el partido al equipo local quedando el Real Madrid expulsado de la competición. Exactamente lo mismo que ha sucedido ahora con el Barça femenino.

Puestos a hablar de ridículos, aparentemente el del Real Madrid es mayor porque se produjo con su equipo franquicia, el que da vida al club, no con una de sus secciones deportivas. Pero la reacción de unos y otros ha sido bien diferente. Es la diferencia entre los valores y el señorío de boquilla.



En el Barça: "Es un error nuestro y hay que aceptarlo"

El Barça ha recurrido intentando agotar la vía legal sin hacer ruido, aún sabiendo que lo tiene perdido. Y Xavi Hernández, el portavoz más cualificado del club, ha manifestado hoy en rueda de prensa: "Hay unas leyes y se trata de un error nuestro. Nos eliminan por un error nuestro y hay que aceptarlo. Esto es así. Es una ley y decide la ley".

En el Barça admiten el error y lo aceptan. Pero en el Real Madrid no. El Real Madrid nunca se equivoca, la autocrítica no existe y la culpa de cualquier cosa es de cualquiera menos de su presidente. Y en 2015 su presidente, Florentino Pérez, responsable máximo de la gestión de su club, distraía al personal vendiendo humo y convocando una rueda de prensa para sus palmeros con la intención de culpar del error de su club a la Federación Española y al Villarreal por no comunicar cuál era la situación del jugador.



En el Madrid: "La culpa es de los demás"

Los medios (los que no viven del sometimiento al ser superior) denunciaron entonces el ridículo de Florentino Pérez, más por sus explicaciones que por el propio error en sí. Pérez asumió que "el Real Madrid no ha estado a la altura de las circunstancias", pero trató de escurrir el bulto echando balones fuera: "Ni al jugador ni al Madrid le han dicho nada. Entonces, si coges la norma dice que la sanción solo surte efecto cuando se le ha comunicado personalmente al jugador y luego pone que esa comunicación no tiene que ser en su casa, puede ser en el club. Queremos que nos juzguen en derecho y no en costumbre. Vamos a ver qué dice el TAD y después haremos lo que consideremos, que si no nos dan la razón iremos al contencioso. Servirá para decir, si ganamos, que teníamos razón, y servirá para que las cosas se hagan bien a partir de ahora, porque esto no pasa en la UEFA". Eran los tiempos en los que Florentino Pérez estaba de luna de miel con la UEFA.

El mismo error, el mismo ridículo (uno en masculino, que es peor, y otro en femenino) y dos reacciones diferentes. En el Barça, autocrítica, y "el error es nuestro". En el Real Madrid, en cambio, la culpa es del maestro armero. Como siempre. Y los gaiteros que le hacen el coro al presidente, aplaudiendo. No leímos entonces en Defensa Central nada referido al ridículo histórico del Real Madrid con su equipo profesional, el de las Copas de Europa. Es lo que tiene escupir al cielo, que a la cara te cae. Guardaban sus proyectiles para el Barça. Como siempre. La barcelonitis les retrata. ¿Qué sería del Real Madrid sin el Barça? ¿Existiría? ¿Tendría razón de ser? Igual no.

La parte positiva para el club blanco es que ahora su millonario equipo femenino podrá al fin jugar una final y ganarla. No se verá las caras con el Barça, un rival al que jamás ha ganado, ni jugando con superioridad numérica durante una hora. Deberían estar felices por eso y no perder el tiempo con sus frustraciones "ridículas" para tapar sus propias miserias.

Comenta con Facebook