Se fue Messi y nace otra bestia negra en el Barça que se come al Real Madrid

Se fue Messi y nace otra bestia negra en el Barça que se come al Real Madrid

| 2023-01-16

| Fede Peris

En los tres últimos clásicos que ha jugado, Araujo ha anulado a Vinicius: 0-4 en el Bernabéu, 0-1 en Las Vegas y 1-3 en Arabia

Si a Messi se le recuerda por la facilidad que tenía para golear al Real Madrid, hasta el punto de convertirse en el futbolista le ha marcado más goles al equipo blanco a lo largo de la historia, ahora aparece una nueva Bestia Negra para el equipo madridista. Se trata de Ronald Araujo.

Araujo: 9 clásicos y 8 victorias

Desde que Ronald Araujo juega en el primer equipo del FC Barcelona, se ha enfrentado 9 veces al Real Madrid. Ha ganado 8 clásicos y ha perdido 1. El diario As se hace eco de este significativo detalle que habla mucho y bien de este futbolista que está llamado a hacer historia en el Barça en la próxima década.



Y otro dato a tener en cuenta. En los tres últimos clásicos que ha jugado Araujo ha anulado por completo a Vinicius: 0-4 en el Bernabéu, 0-1 en Las Vegas y 1-3 en Arabia.

A Araujo le ha costado muy poco convertirse en uno de los grandes ídolos de la afición barcelonista, que valora su entrega, su poderío física y su calidad técnica. Algo está cambiando en el Barça, y coincide con la explosión de Araujo como el gran central del equipo recogiendo el testigo de los Biosca, Gallego, Migueli o Carles Puyol.



Y es que con él en el equipo, el Real Madrid tiene más dificultades para plantarle cara al Barça. El 1-8 favorable a los intereses barcelonista lo atestigua. En el clásico de la Supercopa le amargó la vida a un Vinicius que parece que ya no da más de sí y que vuelve al nivel que le caracterizó en sus primeros años en el Real Madrid. Ni ve puerta, ni da asistencias ni genera peligro.

Araujo es clave en el nuevo ciclo

Araujo encaró dos veces a Vinicius y en las dos salió victorioso. Además recuperó cuatro balones y tuvo un 87,5% de acierto en el pase. Y consiguió asustar a Vinicius, que optó por las provocaciones y por protestarlo todo al árbitro. La imagen de la impotencia.



Si Messi acabó enseñando la camiseta del Barça con su número 10 al Bernabéu para recordar a los aficionados blancos quién les había hecho tanto daño durante tantos años, Araujo parece dispuesto a coger el relevo. Su juego nada tiene que ver con el del argentino, pero es igual de vital para que el Barça consolide el nuevo ciclo que ya se ha puesto en marcha en el fútbol español.

 



 

 

Comenta con Facebook