El peor jugador del Real Madrid: Ancelotti no se lo puede creer

El peor jugador del Real Madrid: Ancelotti no se lo puede creer

| 2023-01-17

| Carlos Muñiz

Ancelotti se ha llevado una decepción tremenda con un fichaje del que esperaba mucho más de lo que ha ofrecido hasta ahora

Eduardo Camavinga es el jugador que más ha decepcionado a Carlo Ancelotti de la lista de refuerzos que han llegado al Real Madrid en los últimos tiempos. Anoche, ante el Barça en la final de la Supercopa, Antonio Rüdiger acaparó los palos, pero Ancelotti está especialmente descontento con el cenntrocampista francés.

Primera parte penosa ante el Barça

Tan descontento está que, otra vez, le dejó en la caseta en el descanso. Ni le dio opción a empezar la segunda parte durante unos minutos. Su primera parte ante el Barcelona fue penosa, y en un día en el que el Real Madrid no podía permitirse errores en el centro del campo ante un rival hambriente al que había que desactivar de cara al futuro.



Camavinga tampoco pasó el examen de la Supercopa. En los primeros 45 minutos fue el peor jugador de los dos equipos en cuanto a acierto en el pase, algo que hay que exigir a un centrocampista. Y más si juega en el Real Madrid. Sobre 25 pases intentados, solo le salieron bien 17. Un 68%. Un porcentaje muy bajo para un centrocampista del Real Madrid.

Las estadísticas nos dicen que si reducimos el análisis de sus pases al último tercio del campo, su precisión apenas alcanza el 50%. Es decir, Camavinga se hinchó a dar balones al rival con sus errores en el pase. Además, no creó ni una sola ocasión de peligro, ni hizo ningún centro ni intentó un regate, ni luchó en un duelo aéreo ni cometió ninguna falta. Cero. Es el resumen de su aportación al juego del Real Madrid en la primera mitad.



Camavinga no sirve como relevo de Modric

El desencanto de Ancelotti con Camavinga es evidente. Esperaba de él que por su juventud se convirtiera en el relevo natural de Luka Modric, pero ahora que el croata necesita descanso, el técnico italiano ha comprobado que no puede contar con él.

En la semifinal ante el Valencia también le sustituyó al término de la primera mitad. Y en el partido anterior de LaLiga, en Villarreal, solo jugó los 20 últimos minutos, como en Valladolid, en donde disputó 21. Solo jugó los 90 minutos ante el Cacereño en Copa.



Camavinga es la gran decepción en su plantilla para Ancelotti. Esperaba mucho más de él. Y la gota que ha colmado el vaso de su paciencia es que ante Busquets, Pedri, Gavi y Frenkie De Jong ofreciera al Barcelona un recital de regalos en forma de pases. La llegada de Bellingham para ocupar la posición de Modric parece imprescindible. Entre otras razones porque Ancelotti no confía en Camavinga.

Comenta con Facebook