Algo huele a podrido en la remodelación del Camp Nou

Algo huele a podrido en la remodelación del Camp Nou

2023-01-12 | Fede Peris

Dimite el directivo responsable después de la elección de la empresa turca encargada de realizar las obras

Demasiados sobresaltos en los planes de la remodelación del Camp Nou y el Espai Barça en general. La dimisión del directivo Jordi Llauradó como máximo responsable de la transformación del Camp Nou enciende las alarmas de un proceso que presenta más sombras que luces.

Dimite el directivo responsable de la remodelación del Camp Nou

El máximo responsable no participó en la votación de la junta directiva para la elección de la empresa encargada de ejecutar las obras. Ya sorprendió su ausencia, pero sorprendió todavía más que el presidente Joan Laporta se inhibiera del tema para atender otros asuntos. Difícilmente afrontará en el Barça un tema que supone un coste de 950 millones de euros, pero parece que para el presidente no se trataba de una cuestión trascendente... seguramente por tener la seguridad de que sus amigos turcos se adjudicarían la obra, algo que tenía asegurado con su presencia o sin ella.

La ausencia de Lauuradó levantó unas sospechas que se han visto ahora confirmadas con su dimisión. La elección de la empresa turca Limak Construction ha generado contraversia en el Barça y deja sus consecuencias en forma de dimisión del directivo responsable. Informa La Vanguardia que seguirá en la Fundación del club, un departamento en el que caben todos, incluída la prima del presidente, que es la que tiene voz de mando ahí.

El foco del problema es que la firma turca carece de la experiencia en este tipo de obras que sí presentaban otras empresas finalistas y, además, españolas. Pero el proceso de remodelación del Camp Nou, que costará entre 900 y 950 millones de euros, presenta otros aspectos que están bajo sospecha.

El despido de Nikken Sikkei y los cambios de planes

De entrada el coste de la obra, que Laporta ha duplicado con respecto al presupuesto inicial de Bartomeu. Luego la desaparición del proyecto de Nikken Sekkei, la empresa japonesa que ganó el concurso y que ha sido invitada a desaparecer al cambiar Laporta y su equipo buena parte del espíritu de la obra.

Con Bartomeu estaba previsto que las obras se llevaran a cabo sin entorpecer la presencia del primer equipo del Barça en el Camp Nou. Es decir, por tramos que irían afectando provisionalmente a un porcentaje de abonados, pero que permitiría al equipo seguir jugando en su casa. No estaba previsto el exilio a Montjuic que ha impuesto Laporta con su nuevo orden.

Tampoco estaba previsto derribar la tercera gradería. Simplemente se levantaba la visera de tribuna para igualar, con la parte más alta del lateral, todo el columen de esa grada. Pero Laporta ha preferido derrumbar esa tercera gradería (¿quizá porque fue Josep Lluís Núñez quien la construyó?) y hacerla nueva. 

Lo que sí estaba previsto reformar es la primera gradería, dándole más verticalidad para evitar así la escasa pendiente actual que impide la mejor visibilidad. Laporta ha paralizado esta iniciativa y dejará la primera grada como está y condenando a los abonados a ver más la cabeza del delante que el balón.


REAL MADRID

Noticias de última hora del Real Madrid; análisis, artículos de opinión, curiosidades y exclusivas. Todo sobre el Real Madrid y sus jugadores. Serás el primero en saber lo que no te cuentan los demás.

FC BARCELONA

Noticias de última hora del FC Barcelona; análisis, artículos de opinión, curiosidades y exclusivas. Todo sobre el FC Barcelona y sus jugadores. Serás el primero en saber lo que no te cuentan los demás.



© Madrid-Barcelona.com