La 'tieta' resuelve el problema del hijo de Laporta

La 'tieta' resuelve el problema del hijo de Laporta

| 2022-12-05

| Alfredo Vidal

El departamento de la hermana de Laporta dentro del club se ha encargado de dejar a salvo la honorabilidad del hijo de Laporta en su relación con el Barça.

Joan Laporta lo tiene todo atado y bien atado en el FC Barcelona gobernando con la adhesión de su club de fans una vez despedido y liquidado el sector crítico. En ese club de fans y palmeros varios se integra la familia, que le garantiza adhesión total.

La familia unida jamás será vencida

La prima, Marta Segú, como directora genera de la Fundación; el hermano, Xavier Laporta, como ministro sin cartero, pero con voz y voto aunque fuera del organigrama, como en su momento el cuñadísimo Alejandro Echevarría; y la hermana, Maite Laporta, colocada estratégicamente en el Área de Confliance, precisamente la que se ocupa, o debería ocuparse, de imponer el código ético en el club.



Y ha surgido muy pronto el primer escándalo. El hijo de Joan Laporta, como los hijos de los directivos Xavier Puig y Rafa Yuste, se dedica al tráfico de futbolistas y ya ha hecho negocios con el Barça pese a su tierna edad. Según El Confidencial, ha intervenido en la llegada de Marcos Alonso y en la salida de Lenglet y Dest.

El Confidencial denunció el tema y sorprendió a Joan Laporta en un renuncio. Pero Laporta lo tiene todo controlado. Y la propia Área de Compliance de la entidad se encargó de desmentir a El Confidencial salvando el honor de la familia.



Si los estatutos no convienen, se cambian

Precisamente para casos como éste colocó Laporta a su hermana en el Área de Confliance. Su función es velar por que se cumpla el código ético. Pero por encima de eso está el agradecimiento al hermano que la puso ahí y el orgullo familar de tieta que debe velar por lo mejor para su sobrino.

Y Guillem Laporta se fue de rositas del asunto. Su tía garantizaba que su actuación fue correcta. Teniendo en cuenta que su padre es el presidente del Barça, podría haber elegido otra profesion que no colisionara con los intereses del Barça.



Pero, al contrario, eligió traficar con futbolistas aprovechando las ventajas que podría proporcionarle su padre. Su tía, o su departamento, ya acallaría cualquier voz crítica que surgiera

Un cortijo privado habitado por palmeros del club de fans

Los estatutos del club lo explicaban con claridad: “Se consideran causas de incompatibilidad (…) tener parentesco de consanguinidad o de afinidad hasta el cuarto grado”. En base a este artítculo, Laporta no podía enchufar ni a sus hermanos ni a su prima. Pero hecha le ley, hecha la trampa. Laporta se ha encargado de cambiar el redactado de los estatutos añadiendo al artículo: “Salvo que la solvencia profesional de la persona a contratar, así como sus méritos y condiciones, sean contrastadas y justifiquen la conveniencia objetiva de contratar a aquella persona en lugar de otra. En tal caso, será necesario establecer una comparativa con dos candidatos más y un informe/conclusión que será sometido a votación en la junta directiva que votará la contratación o no de la persona que corresponda con la abstención del directivo que, en su caso, pueda presentar parentesco o cualquier otra causa de incompatibilidad”. 



Todo queda en casa porque, naturalmente, los enchufados de Laporta son de una solvencia profesional contrastadísima. La tieta, que tiene que velar por el cumplimiento del código ético en el club, ya ha dejado claro que sirve para defender los intereses de su hermano: Guillem Laporta puede negociar todos los fichajes y traspasos que le plazcan con su padre.

Laporta va camino de convefrtir el Barça en un pcortijo particular reservado a palmeros incondicionales.

Comenta con Facebook