Szczesny tiene que pagarle 100 euros a Messi

Szczesny tiene que pagarle 100 euros a Messi

| 2022-12-01

| Fede Peris

El portero de Polonia se apostó 100 euros con Messi a que no le pitaban penalti en el partido contra Argentina.

El partido entre Argentina y Polonia estuvo marcado por una decisión arbitral dudosa: la de señalar penalti sobre Leo Messi antes de que terminara el primer tiempo.

El autor de ese penalti, Szczesny, tenía tan claro que no había nada que incluso hizo una apuesta de 100 euros con el ex del FC Barcelona.



Messi gana y Lewandowski sigue vivo en el Mundial de Qatar (2-0)

Szczesny confesó al terminar el partido que, mientras el árbitro estaba revisando el VAR, él apostó con Messi 100 euros a que no señalaba penalti: "Le aposté a Messi 100 euros a que el árbitro no iba a dar el penalti. Así que perdí una apuesta con Messi. No sé si está permitido, tal vez me sancionen. No le voy a pagar, ya tiene bastante dinero".



Messi no le quiso dar la mano a Lewandowski

Estábamos en tiempo de prolongación y, con Argentina clasificada, Polonia se jugaba su acceso a los octavos de final. En ese momento se clasificaba como segundo por las tarjetas. Luego marcaría Arabia a México (2-1) y tranquilizaría a los polacos.

Y en esos instantes de tensión, Lewandowski bajó al centro del campo a presionar para evitar un nuevo gol de Argentina que hubiera supuesto a Polonia la eliminación. Y forcejeó con Messi tratando de quitarle el balón. No lo consiguió y recurrió a un agarrón. 



Messi, muy altivo y con cuentas pendientes con Lewandowski, reaccionó muy mal. El polaco asumió su falta y fue a disculparse, pero el argentino no le aceptó las disculpas. Lewandowski intentó decirle algo al oído, pero el ruido del ambiente del campo les impidió hacerse entender.

Finalmente, Lewandowski, insistiendo, le pasó cariñosamente la mano por la nuca y Messi acabó respondiendo con una palmada en la cintura. Fue a lo más que llegó. Lewandowski buscaba la concordia, pero Messi, distante y frío no parecía dispuesto a aceptarla. Finalmente, no le dio la mano. Ni hubo abrazo. Solo este intercambio de gestos.



Comenta con Facebook