Messi no le quiso dar la mano a Lewandowski

Messi no le quiso dar la mano a Lewandowski

| 2022-11-30

| Alfredo Vidal

Al final del partido Lewandowski le hizo una falta a Messi y fue a disculparse, pero Messi ni le miró. El polaco buscó la concordia entre ambos, pero el argentino se mostró frío y distante.

Eran los últimos instantes del Argentina Polonia. Messi no había estado fino, y falló un penalti. Lewandowski ni estuvo, apenas tocó cuatro balones. Estábamos en tiempo de prolongación y, con Argentina clasificada, Polonia se jugaba su acceso a los octavos de final. En ese momento se clasificaba como segundo por las tarjetas. Luego marcaría Arabia a México (2-1) y tranquilizaría a los polacos.

Y en esos instantes de tensión, Lewandowski bajó al centro del campo a presionar para evitar un nuevo gol de Argentina que hubiera supuesto a Polonia la eliminación. Y forcejeó con Messi tratando de quitarle el balón. No lo consiguió y recurrió a un agarrón. 



Messi, altivo, reaccionó mal a una falta de Lewandowski

Messi, muy altivo y con cuentas pendientes con Lewandowski, reaccionó muy mal. El polaco asumió su falta y fue a disculparse, pero el argentino no le aceptó las disculpas. Lewandowski intentó decirle algo al oído, pero el ruido del ambiente del campo les impidió hacerse entender.

Saltarán chispas en el Polonia-Argentina: Lewandowski se la tiene jurada a Messi



En todo momento era Lewandowski quien asumía la iniciativa del encuentro. Messi se mantenía distante. Lewandowski quiso darle la mano, pero Messi no se la dio. Y el final del encuentro acabó con un ligero toque de Lewandowski en el pecho a Messi en señal de amistad al que el argentino no correspondió.

Messi ni le dio la mano ni aceptó el abrazo

Finalmente Lewandowski, insistiendo, le pasó cariñosamente la mano por la nuca y Messi acabó respondiendo con una palmada en la cintura. Fue a lo más que llegó. Lewandowski buscaba la concordia, pero Messi, distante y frío no parecía dispuesto a aceptarla. Finalmente, no le dio la mano. Ni hubo abrazo. Solo este intercambio de gestos.



Ya en el sorteo de campos, Messi y Lewandowski, como capitanes, no se dedicaron un solo guiño. Se dieron el protocolario apretón de manos, pero de manera muy fría.

 



Comenta con Facebook