Guardiola será el entrenador del presidente Piqué

Guardiola será el entrenador del presidente Piqué

| 2022-12-01

| Fede Peris

Guardiola ha renovado por el City hasta 2025 y Piqué cuenta con él como entrenador de su proyecto en las elecciones a la presidencia del Barça en 2026.

Gerard Piqué se va a centrar en los próximos meses en sus funciones de presidente del Andorra para tratar de ascenderle a la Primera División. Actualmente va sexto en la clasificación a solo cuatro puntos del ascenso. PIqué no lo oculta, quiere llevar al Andorra a la Champions League aprovechando las ventajas fiscales que ofrece ese país para las estrellas de este deporte.

Piqué trabaja para ser presidente del Barça en 2026

Se encuentra en fase de aprendizaje. Piqué quiere conocer los entresijos del fútbol desde el punto de vista de los despachos y las relaciones con la Federación y la Liga de Fútbol Profesional. Y, con esa experiencia acumulada, el objetivo del ya excentral del Barça es asaltar la presidencia del FC Barcelona en 2026, cuando finalice el mandato de Joan Laporta.



La sorprendente confesión de Piqué sobre Florentino y la Superliga

Gerard Piqué ha empezado a moverse reclutando a colaboradores que le acompañen en este viaje. Personajes de la sociedad civil catalana que estén en condiciones de avalar y de gestionar el club de la mejor manera posible. Él pondrá su experiencia desde el cargo de presidente, que tendrá un carácter más institucional que administrativo. Para eso se rodeará de profesionales de primer nivel.



Piqué se ocupará más de la parte deportiva mientras dejará en manos de los expertos la gestión económica del club con la intención de devolver al FC Barcelona su esplendor en los terrenos de juego y también en los despachos. No tiene prisa, puede esperar. Su experiencia en el Andorra le puede servir de mucho.

La bomba de Pep Guardiola

Y cuando llegue el momento, tiene preparada una bomba que se le ha resistido a Josep Maria Bartomeu y Joan Laporta, los dos últimos presidentes. Piqué quiere a Pep Guardiola en el banquillo del Camp Nou. Pep ha renovado con el Manchester City hasta 2025. Será entonces cuando se plantee el retorno a casa. A Barcelona y al Barça después de trece años en Alemania e Inglaterra. Y Piqué cuenta con él.



Xavi y Guardiola se alían para reforzar al Barça y debilitar al Real Madrid

Si su carisma ya le garantiza un triunfo electoral en unas elecciones, la compañía de Pep Guardiola puede evitar que se celebren los comicios. ¿Quién se va a atrever a competir con un tándem formado por Piqué y Guardiola?



A Pep le hace gracia la idea de que el presidente, su presidente, pueda ser Gerard Piqué. Sería como repetir la experiencia del Bayern de Múnich, club que está dirigido por figuras legendarias del pasado. Y, aunque su idea original era volver para desarrollar otra función al margen del banquillo, lo cierto es que el gusanillo del Barça sigue picándole.

El regreso de Pep Guardiola al Barça

Anoche Pep Guardiola recibió el premio al mejor entrenador catalán del año en una gala organizada por la Federación Catalana de Fútbol. En ella admitió como factible su retorno al Barça. De hecho se ha comprado una mansión de doce millones de euros en el exclusivo barrio barcelonés de Pedralbes.

Pep dejó claro que es feliz en el City a pesar  del “sol de Manchester”, pero aclaró que “me lo dan todo. Tener buenos jugadores pero sobre todo tener apoyo de los de arriba. No me siento juzgado si gano o pierdo. La ciudad no es Barcelona, no estoy en casa, pero cada tres días hay partido, lo tengo todo”.

Guardiola ha precisado que “el Barça ha seguido ganando sin mí, no soy imprescindible”. Pero no ha negado que “nada es comparable al Barça porque todo está más a flor de piel. Todo el aprendizaje me lo dio esta casa. Le doy las gracias a los de Manchester. No pensaba estar tantos años allí”. Y sobre su retorno a casa ha dicho:  “Yo me fui y el Barça siguió ganando. Hay un entrenador ahora, Luis Enrique lo demostró también. Si algún día nos reencontraremos, pues todo vendrá, pero no hay que forzarlo. si fuera imprescindible volvería, pero no es el caso”.

En eso está Gerard Piqué, en su regreso natural, sin forzar nada. Tiene que caer por su propio peso. El tándem Piqué-Guardiola promete emociones fuertes en el FC Barcelona, aunque haya que esperar a 2026.

 

Comenta con Facebook