¿Algo más, Florentino? ¡3 partidos a Lewandowski y 4 a Piqué!

¿Algo más, Florentino? ¡3 partidos a Lewandowski y 4 a Piqué!

| 2022-11-16

| Fede Peris

Mientras el Comité de Competición se ceba con el Barça, la sanción a Ancelotti sigue en el limbo por dudar de la honestidad de un árbitro asegurando que se inventó un penalti

Mientras Carlo Ancelotti sigue sin castigo por dudar de la honestidad de un árbitro asegurando que "se inventó" un penalti, es decir pitó algo que no vio a conciencia, el Comité de Competición  se ha cebado con Robert Lewandowski y Gerard Piqué. El Barça produce miedo en Madrid.

Los partidos que se pierde Lewandowski

Lo de Piqué tiene menor relevancia, a pesar de que asegura que no fue él quien le insultó y la sanción se impone sin identificar el origen del insulto, que sí existió. Y lo de Lewandowski son ganas de ponerle palos en las ruedas al Barça privándole del concurso de su estrella ante el Espanyol, Atlético de Madrid y Getafe. Todo muy estudiado.



A Lewandowski le ha caído un partido por su expulsión y dos por tocarse la nariz. Para el Comité de Competición eso es "menosprecio y desconsideración al árbitro". Lo de los "inventos" de Ancelotti, no. Naturalmente. "Una vez expulsado y cuando se dirigía hacia la salida del campo, el jugador realizó dos veces un gesto de desaprobación de la decisión arbitral, consistente en llevarse el dedo a la nariz, y apuntando después con el pulgar hacia el árbitro. Cuando se disponía a abandonar el terreno de juego, repitió de nuevo el gesto mirando hacia el árbitro asistente Nº 1 y delante del cuarto árbitro", ha escrito en el acta Gil Manzano.

Y Gil Manzano se ha salido con la suya. Después de expulsar a Messi, Luis Suárez y Neymar, ya puede añadir el cromo de Lewandowski a su colección de estrellas del Barça expulsadas. Este es el árbitro con relaciones familiares directamente relacionadas con el Real Madrid. El mismo que salió del vestuario de Villarreal con una bolsa de regalos del Real Madrid después de hacer un estupendo arbitraje... para el equipo blanco, por supuesto.



A Piqué, sin que nadie haya oído salir de su boca ningún insulto, le han caído cuatro partidos por "insultos, ofensas verbales y actitudes injuriosas". Piqué ya sabía que iba a pasar esto y le dio igual. Para él fue un honor acabar expulsado por Gil Manzano en su último partido como profesional. El barcelonismo lo recordará a su favor cuando presente su candidatura a la presidencia del club.

No hay sanción para los errores del árbitro

El Barça ya anunciado que recurrirá a ambas sanciones, interpretando que se trata de un intento de falsear la Liga privando a Xavi de la alineación de su jugador franquicia. El liderato del Barça ha disparado las alarmas entre los que mueven los hilos del fútbol en Madrid. Algo había que hacer, y ya se ha hecho.



El árbitro que ha decidido poner en riesgo el liderato del Barça con la redacción de su acta no recibe ningún castigo por su pésimo arbitraje en Pamplona durante el Osasuna-Barça. Todo el mundo menos él vio cómo el gol de Osasuna fue obtenido de forma ilegal al ser arrollado Marcos Alonso por un jugador navarro en la jugada previa. Ni lo vio el árbitro, ni lo vio el VAR. Pero lo vio todo el mundo. No era una jugada que admitiera duda. Era un escándalo flagrante.

Gil Manzano se equivocó. Y no pasa nada. Perjudicó gravemente al Barça y las consecuencias son 3 partidos a Lewandowski y 4 a Piqué. ¿Algo más, Florentino?



 

 

Comenta con Facebook