Las imágenes del Barça que hacen rabiar al madridismo mediático

Las imágenes del Barça que hacen rabiar al madridismo mediático

| 2022-11-10

| Fede Peris

El aparato de propaganda de Florentino no entiende que el Barça celebre la victoria de Pamplona como si fuera un título (que lo acerca) y olvida cómo celebran en el Bernabéu tres puntos cuando delante está el Barça.

En los programas de Josep Pedrerol, tanto en El Chiringuito como en Jugones, se han encargado de mostrar la imagen de la celebración del Barça por la victoria en Pamplona como desproporcionada.

No les gusta ver este tipo de imágenes. Se les revuelven las tripas cuando ven al Barça celebrar algo. Y más con razones sobradas, como sucedió ayer, con un gol ilegal de Osasuna, expulsión injusta de Lewandowski con una hora de partido por delante y la posterior expulsión de Piqué.



El Barça tuvo que echar mano de la casta... y su calidad. Y eso no se lo perdonan en Madrid, porque esas cosas solo las hacía el Real Madrid antes. El de ahora, ya se ha visto en los últimos partidos, va falto de compromiso e intensidad. Y ahora le echan en cara a Xavi que su equipo gane por casta y no por juego bonito. ¿Y cómo debían jugar con un hombre menos durante una hora.

Pero no han desaprovechado la ocasión para burlarse de la victoria del Barça subliminalmente: "tremendo, Laporta botando", "locura en el banquillo", "una fiesta tremenda". Los celebrantes sabían mejor que los gaiteros de Florentino que lo de Pamplona fue mucho más que tres puntos. Fue ganar contra todo y contra todos. Y cuando eso sucede es que hay madera de campeón.



 



La fiesta del Madrid

Lo que llama mucho la atención es que molesten estas imágenes y hablen en tono jocoso de que una victoria en Pamplona bien vale celebrarlo en Canaletas, porque no había ningún título en juego. "Con poco se conforman", vienen a decir. Pero en el fondo saben que la victoria de Pamplona no solo hace al Barça más líder, sino que reafirma su condición de candidato número uno para ganar LaLiga. Si no perdieron ayer en Pamplona en esas circunstancias, ¿dónde van a perder?

Y lo más curioso es que produzca sonrisas la celebración del Barça por ganar tres puntos mientras olvidan cómo celebró el Real Madrid los tres puntos que consiguió en el último clásico. También eran tres puntos, pero del Real Madrid. Y eso hay que celebrarlo siempre. La fiesta de Rüdiger y sus compañeros pasó a la historia. Su problema es que solo ha servido para estar a cinco puntos del líder.



 

Comenta con Facebook