Si no hay penalti no hay party para el Real Madrid

Si no hay penalti no hay party para el Real Madrid

| 2022-11-02

| Fede Peris

La propaganda madridista no hablará hoy de penaltis "inventados". El ADN del Real Madrid pasa por utilizar el comodín del árbitro en todos sus partidos, y cuando el árbitro no colabora... ruido, mucho ruido.

El Real Madrid ha necesitado de un penalti en el minuto 4 y otro en el 19 para asegurarse la primera plaza de su grupo en Champions League. Fiel al ADN de su historia, si no hay penalti, no hay party para el Real Madrid.

Así gana el Madrid

El aparato de propaganda al servicio de Florentino Pérez no pondrá el grito en el cielo por el penalti que ha señalado la árbitra Frappart en el minuto 4, precisamente cuando el Celtic mordía en el área blanca ante un Real Madrid que salió a jugar dormido. ¿Para qué ponerse nervioso? El penalti, o los penaltis, llegarán. Asi ha sido siempre. Así gana el Madrid.



Y llegó en el minuto 4 y también en el 19. A los 20 minutos, 2 penaltis a 0 a favor del Real Madrid. Dos manos. Esta vez no hay protestas, las manos son intencionadas, antinaturales y desviaron la trayectoria del balón. Nada que ver si el que toca el balón con la mano es un jugador del Real Madrid. En ese caso, lo que toca es montar un escándalo mayúsculo mientras el "caballero" Ancelotti duda de la honestidad arbitral asegurando que el árbitro se inventó el penalti.

El derribo de Mendy que la árbitro convirtió en penaltu, lógicamente, para la transmisión madridista de Movistar fue muy riguroso porque Mendy tocó el balón. Así funciona la propaganda. Nada en contra del Real Madrid es justo.



Y es que los penaltis solo son "inventados" si perjudican al Real Madrid. Si le favorecen, "todo OK". Así se cimenta la gloria del Real Madrid. A base de penaltis a favor, goles anulados al contrario y expulsiones al rival. La historia del Real Madrid en esta competición está repleta de jugadas que invitan a la sospecha. Ya desde los tiempos en blanco y negro.

Remontadas de penalti

Y hoy, más de lo mismo. Los jugadores del Celtic han aprendido hoy lo que supone jugar contra el Real Madrid. Dos penaltis en contra en 20 minutos. Esto es el Real Madrid, su ADN impreso. Ya la temporada pasada se produjeron remontadas que sin  penaltis no hubieran existido. Pero la propaganda está para eso, para recordarnos las gestas gloriosas de los jugadores blancos mientras se ocultan las ayudas del comodín del árbitro.



Son las cosas que pasan cuando está el Real Madrid por medio. Hasta para ganar al colista necesitan recurrir al comodín del árbitro. Luego hablarán del extraordinario éxito del Real Madrid venciendo al Celtic. Y se burlarán del Barça por no pasar la fase de grupos. Y de la misma forma que nadie recordará las ayudas que recibió el Real Madrid para alcanzar los octavos de final, nadie recordará tampoco que al Barça le echaron de la Champions las decisiones arbitrales.

El aparato de propaganda esas cosas las sabe manejar muy bien.



Comenta con Facebook